Tumores cerebrales

Especialidad de Neurocirugía

¿Qué es el tumor cerebral?

Un tumor cerebral es principalmente el crecimiento de una masa de células anormales que empieza en el cerebro. Pueden ser tanto benignos, es decir, no cancerosos, como malignos, que contienen células cancerosas de crecimiento muy rápido.

Algunos tumores son primarios, es decir, su origen tuvo lugar en el mismo cerebro. Por el contrario, existen tumores que originariamente aparecieron en una parte del cuerpo y que, por metástasis, han llegado al cerebro.

La velocidad con la que crece y avanza un tumor cerebral varía en función del tipo y la persona, y su velocidad de crecimiento y ubicación determinarán cómo afecta al sistema nervioso. Existen números tipos de tumores cerebrales:

  • Astrocitoma
  • Carcinoma de plexo coroideo
  • Craneofaringinoma
  • Glioma
  • Gliobastoma
  • Ependimoma
  • Meningioma
  • Meduloblatoma
  • Metástasis cerebral
  • Neurinoma del acústico
  • Oligodendroglioma
  • Pineblastoma
  • Oligodendroglioma
  • Tumor cerebral infantil o pediátrico
  • Tumor embrionario
  • Tumor pituitario

Pronóstico del tumor cerebral

En el caso de que el tumor sea canceroso, se habla de una enfermedad grave de pronóstico reservado. El índice de éxito a la hora de tratar el tumor variará en función de cada persona, la ubicación del tumor…

Síntomas del tumor cerebral

La sintomatología de los tumores cerebrales varía de una forma amplia en función del tamaño, la velocidad de crecimiento y la ubicación exacta del tumor.

Los signos más generales del tumor cerebral pueden ser alguno de los siguientes:

  • Aparición de dolores o un cambio en su patrón
  • Dolor de cabeza que se vuelven progresivamente más severos e intensos
  • Náuseas y vómitos
  • Problemas de visión, pérdida de visión periférica y visión doble
  • Pérdida paulatina de la sensibilidad o el movimiento de un brazo o pierna
  • Dificultad para mantener coordinación y equilibrio
  • Dificultad en el habla
  • Confusión y desorientación a la hora de tratar con asuntos y temas cotidianos
  • Cambios de personalidad y/o comportamiento
  • Convulsiones
  • Problemas auditivos

Pruebas médicas para los tumores cerebrales

En el caso de que se sospeche de la presencia de un tumor cerebral, el especialista puede ordenar la realización de una serie de pruebas para diagnosticar la presencia del tumor y comenzar —si es necesario— el tratamiento inmediato. Las principales pruebas para diagnosticar el tumor son las siguientes:

  • Examen neurológico: se controla la visión, la capacidad auditiva, el equilibro o la coordinación… Si el paciente tiene dificultades en una o más áreas pueden darse pistas sobre la zona afectada
  • Pruebas o diagnóstico por imagen: normalmente se utilizan imágenes por resonancia magnética (RM) para ayudar con el diagnóstico. A veces se recomiendan otras pruebas como la tomografía computarizada
  • Pruebas para encontrar el cáncer en otras partes del cuerpo: en el caso de que el especialista considere que el tumor puede ser origen de otro cáncer que se ha expandido, se pueden hacer tomografías computarizadas o tomografía por emisión de positrones para buscar cáncer de pulmón
  • Recolección y análisis de una muestra: son las famosas biopsias. Se obtiene una muestra del tejido que se desea analizar y se envía a laboratorios
Imagen cenital y lateral de tumor cerebral
 

¿Cuáles son las causas de los tumores cerebrales?

Existen tumores que se originan en el mismo cerebro, que son los llamados tumores primarios. Por otro lado, los tumores que se originan en otra parte del cuerpo, pero que acaban afectando al cerebro son los tumores secundarios o los metastáticos.

Los tumores primarios se originan en el momento en el que sus células tienen mutaciones en su ADN. Estas mutaciones permiten que las células se dividan y crezcan más rápido, estas células continuarán viviendo mientras que las sanas morirán. El resultado es una masa de células anormales que forman el tumor.

En personas adultas, el tumor cerebral primario es menos frecuente que el secundario. Existen distintos tipos de tumores primarios:

  • Gliomas: empiezan en el cerebro o en la médula y engloban a los astrocitomas, ependimomas, oligoastrocitomas, oligodenfrogliomas y gliobastomas.
  • Meningiomas: surge de las membranas que se forman en torno a cerebro y médula espinal, llamadas meninges.
  • Neurinomas del acústico: son tumores benignos que aparecen en los nervios que controlan equilibrio y audición desde el oído interno hasta el cerebro
  • Adenomas hipofisiarios: son tumores benignos que aparecen en la hipófisis, es decir, en la base del cerebro
  • Meduloblastomas: son tumores cancerosos muy frecuentes en niños. Comienza en la parte de atrás del cerebro y se disemina a través del líquido cefalorraquídeo
  • Tumores de células germinativas: se desarrollan durante la infancia, cuando se forman testículos y ovarios, aunque a veces afectan a otras partes del cuerpo
  • Craneofaringiomas: son tumores no cancerosos poco frecuentes, aunque a medida que crecen pueden afectar a otras partes del cuerpo

Por otro lado, los tumores metástasicos o secundarios son aquellos que aparecen originariamente por otro cáncer que aparece en otra parte del cuerpo pero que se acaba manifestando en el cerebro.

Éstos son más frecuentes en personas que han padecido cáncer. Cualquier tipo de cáncer puede extenderse al cerebro, aunque los más frecuentes son el cáncer de mama, el cáncer de colon, el cáncer de pulmón, el cáncer de riñón y el melanoma.

¿Se puede prevenir el tumor cerebral?

No hay forma de prevenir el cáncer de cerebro, siendo el diagnóstico precoz la forma más efectiva de prevenir su aparición. Algunos factores de riesgo es el nivel de radiación en la cabeza, infecciones por ViH o toxinas ambientales.

Evitar la exposición a factores como cloruro de vinilo, mantener una dieta sana o limitar el consumo de alcohol puede ayudar a que no se formen tumores.

Tratamientos para el tumor cerebral

El tratamiento del tumor cerebral depende del tipo, ubicación exacta y del tamaño que tenga el tumor.

Existen distintas formas de afrontar el tumor, por cirugía, radioterapia, radiocirugía, quimioterapia y con terapia con medicamentos.

  • Cirugía: si el tumor es accesible para una intervención, se extraerá la máxima cantidad de tumor posible. Se puede dar una extracción quirúrgica completa y en otras se pueden extraer partes.

En ocasiones, la extracción parcial de un tumor puede ayudar a reducir los síntomas.

  • Radioterapia: se utilizan haces de energía como rayos X o protones con el objetivo de matar las células tumorales. Algunos efectos secundarios pueden ser el dolor de cabeza, fatiga, pérdida de memoria o irritación en el cuero cabelludo.
  • Radiocirugía: se utilizan haces de radiación para matar células de un área muy pequeña.
  • Quimioterapia: se utilizan medicamentos para matar las células del tumor. Los efectos secundarios varían en función de la medicación recibida, pudiendo provocar náuseas, vómitos y pérdida o caída de cabello.
  • Terapia con medicamentos dirigidos. Se centran en anomalías específicas de las células cancerosas que, una vez bloqueadas, permiten destruir las células cancerosas.

Una vez que se ha recibido tratamiento, se puede derivar al paciente a Fisioterapeutas, terapeutas, logopedas

¿Qué especialistas tratan el tumor cerebral?

Existen distintos especialistas que pueden tratar este problema, desde Neurocirujanos y Neurólogos, pasando por especialistas en Medicina Interna, Oncólogos, Oncólogos radioterápicos y Radiólogos. Fisioterapeutas, Rehabilitadores físicos y Psicólogos pueden ser muy importantes para afrontar y/o superar la enfermedad.

Vídeos relacionados con Tumores cerebrales


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.