Coronavirus COVID-19

Dr. Jesús Peñas de Bustillo -

Publicado el: 26/02/2020

Índice

 

  1. ¿Qué es el coronavirus?
  2. Pronóstico del coronavirus
  3. Síntomas del coronavirus
  4. Pruebas médicas para diagnosticar el coronavirus
  5. ¿Cuáles son las causas?
  6. ¿Se puede prevenir el coronavirus?
  7. ¿Existe tratamiento para el coronavirus?
  8. ¿Cómo actuar ante la sospecha de coronavirus?
     

 

¿Qué es el coronavirus?

Los coronavirus son un tipo de virus que se identificaron por primera vez en los años 60 y cuyo origen es, hasta la fecha, desconocido. Al coronavirus se le denomina así por las puntas en forma de corona que hay en su superficie.

Como tal, los coronavirus afectan al aparato respiratorio, con síntomas que pueden ir desde un resfriado común hasta un síndrome respiratorio agudo severo.

Algunos coronavirus afectan únicamente a animales, pero existen coronavirus que han logrado pasar de animales a humanos y posteriormente de humano a humano. A lo largo de la historia, se han detectado tres variantes importantes de coronavirus: el SARS-CoV, el MERS-CoV, y el COVID-19.

  • SARS-Cov: tuvo su origen en el año 2002 en China. Ha afectando a más de 596 millones de personas.
     
  • MERS-CoV: este coronavirus se detectó en 2012 en Arabia Saudí, y hasta 2019 se habían notificado casi 2500 casos con más de 800 muertes.
     
  • COVID-19: el coronavirus conocido denominado SARS-CoV 2 y llamado COVID-19 se trata de un nuevo tipo de coronavirus que se detectó por primera vez a finales de 2019 en un mercado de Wuham, en la provincia de Hubei, en China. Se trata de una infección que puede transmitirse entre personas, y que desde que se detectó no ha dejado de afectar cada vez a más personas y países, detectándose casos en Europa a finales del mes de febrero de 2020. En agosto del 2022, al menos un 68% de la población cuenta con una dosis de vacunación.

El coronavirus se originó en un mercado de animales vivos, y posiblemente el reservorio principal fueron los murciélagos. Así, los primeros casos documentados fueron en los trabajadores de este mercado, por lo que lo más probable es que el contagio se produjese al entrar en contacto con sus secreciones.

El contagio entre personas se produce al respirar las “gotitas respiratorias” que la persona infectada expulsa al estornudar o al toser. Para que se produzca el contagio, es necesario que la persona se encuentre a una distancia inferior a dos metros del contagiado. La contagiosidad del coronavirus variará en función de la cantidad de virus presente en las vías respiratorias.

Es posible también contagiarse al tocar una superficie que haya tenido contacto con el virus y al llevarse posteriormente las manos a los ojos o a la boca. El contacto personal entre personas puede ayudar también a la propagación del virus, como por ejemplo al besarse o al estrechar las manos a la hora de saludarse.

 

Pronóstico del coronavirus

Esta patología puede causar síntomas leves, parecidos a los de un resfriado común, o síntomas respiratorios graves que llevan, en muchos casos, al fallecimiento de la persona afectada. Los signos a los que debemos prestar atención como posible emergencia son:

  • Dolor u opresión en el pecho
  • Complejidad para respirar
  • Estado de confusión repentina
  • Pies, uñas o labios de color pálido o azulado.

Esta enfermedad presenta consecuencias más graves en adultos en edad avanzada, ya que el riesgo aumenta con la edad. Además, otro grupo de riesgo son las personas que presentan enfermedades preexistentes como patologías cardíacas, cáncer, EPOC, diabetes, sobrepeso, enfermedad renal crónica, asma, VIH, enfermedad hepática, demencia, pacientes que han sufrido ACV o presentan síndrome de Down.

 

Síntomas del coronavirus

Los síntomas y signos principales del coronavirus son similares a los de una gripe común. Generalmente, los síntomas aparecen entre dos y catorce días después de haber sido expuesto a la infección. Los síntomas del coronavirus pueden ser los siguientes:

  • Secreción nasal
  • Goteo o secreción nasal
  • Tos
  • Fatiga
  • Fiebre
  • Malestar general
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Sudores
  • Dolor de garganta
  • Dificultad para respirar
  • Diarrea
  • Náuseas
  • Achaques

A su vez, en los casos más graves del COVID-19, puede desarrollarse neumonía en uno o en ambos pulmones, así como bronquitis. En este caso, los síntomas pueden incluir el dolor en el pecho al respirar y al toser.

Estructura del coronavirus
Los principales síntomas son fiebre, dificultad para respirar, tos, dolor de garganta y cansancio.
 

 

Pruebas médicas para el coronavirus

Existen diferentes tipos de estudios que se pueden indicar para el diagnóstico de esta patología:

  •  RT-PCR: consiste en una prueba de reacción en cadena de la polimerasa, es decir, evalúa el material genético a través de una técnica con transcripción inversa. Se realiza mediante un hisopo que se introduce la fosa nasal y extrae una muestra nasofaríngea, del cornete medio y de narinas anteriores.  
     
  • Prueba de antígenos: evalúa la presencia de ciertas proteínas. Si bien los resultados suelen ser más ágiles que los de la PCR, existe un porcentaje alto de falsos negativos.
     

¿Cuáles son las causas del coronavirus?

La infección SARS-CoV-2 se contagia con mucha facilidad entre las personas que mantienen contacto estrecho, es decir, que se encuentran a menos de 2 metros de distancia durante cierta cantidad de tiempo.

El contagio se produce a través de gotas que se escapan cuando una persona estornuda, respira, habla o tose. Estas gotas llegan al organismo de otra persona mediante la inhalación por nariz o por boca. Además, existen ciertas probabilidades de que el virus permanezca en una superficie, por lo cual también podría transmitirse por contacto posterior de las manos con la nariz, la boca y los ojos.
 

¿Se puede prevenir el coronavirus?

La prevención de esta patología depende principalmente de la vacunación, que reduce el riesgo de contagio y el desarrollo de síntomas graves. Además, es muy importante el uso de mascarillas en espacios cerrados o con muchas personas.

La vacunación es fundamental para prevenir los síntomas graves y complicaciones de la infección por coronavirus. Es necesario que transcurra un periodo de 2 semanas después de la colocación de la segunda dosis o de la dosis única para estar debidamente protegido.

Además de la vacunación, la Organización Mundial de la Salud ha indicado la importancia de evitar el contacto cercano con cualquier persona que esté enferma o que presenta síntomas compatibles, mantener una distancia mínima de 2 metros con respecto a otras personas en lugares públicos, evitar las multitudes y los lugares cerrados y mantener una buena higiene, realizando un lavado de manos con frecuencia y utilizando desinfectantes.
 

Tratamientos para el coronavirus

Debido a que se trata de una infección viral, los antibióticos no son eficaces para curar el coronavirus. Por lo general, si el paciente tiene síntomas, se indica la necesidad de realizar reposo y la administración de analgésicos para aminorar los síntomas.
 

¿Cómo actuar si existen sospechas de coronavirus?

Si se cree o se tiene alguna sospecha de que se padece coronavirus, lo primero que se debe hacer es contactar telefónica con el 900400061. A su vez, la OMS y el Ministerio de Sanidad recomiendan lo siguiente:

  • Evitar el contacto con otras personas
  • Utilizar mascarilla para evitar el contagio
  • Lavarse las manos con frecuencia
  • Taparse la nariz y la boca al estornudar o toser
  • Evitar tocarse la nariz, la boca y/o los ojos con las manos
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.