Sobrepeso

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. Medir de manera directa ese exceso de grasa del organismo requiere utilizar métodos muy complejos.

Una manera aproximada de calcular ese exceso de grasa es utilizar el IMC o índice de masa corporal, un indicador simple de la relación entre el peso y la talla. Se calcula dividiendo el peso de una persona en kilos por el cuadrado de su talla en metros (kg/m2).

En el caso de los adultos, la OMS (Organización Mundial de la Salud) define el sobrepeso y la obesidad como se indica a continuación:

  • Sobrepeso: IMC igual o superior a 25.
  • Obesidad: IMC igual o superior a 30.

El IMC proporciona la medida más útil del sobrepeso y la obesidad en la población, pues es la misma para ambos sexos y para los adultos de todas las edades.

¿Cuáles son las causas del sobrepeso?

Una vida sedentaria y comer demasiado y mal son las causas más comunes. Aun así, puede estar derivado de afecciones genéticas, efectos secundarios de algún medicamento o enfermedades endocrinas.

¿Cuáles son las consecuencias comunes del sobrepeso y la obesidad para la salud?

Un IMC elevado es un importante factor de riesgo de enfermedades no transmisibles, como las siguientes:

  • Enfermedades cardiovasculares, principalmente las cardiopatías y accidentes cerebrovasculares;
  • Diabetes
  • Trastornos del aparato locomotor (en especial la osteoartritis)
  • Algunos cánceres (endometrio, mama, ovarios, próstata, hígado, vesícula biliar, riñones y colon).

El riesgo de contraer estas enfermedades no transmisibles crece con el aumento del IMC.

La obesidad infantil se asocia con una mayor probabilidad de obesidad, muerte prematura y discapacidad en la edad adulta, enfermedades cardiovasculares, resistencia a la insulina y efectos psicológicos.

¿Cómo se trata?

Se recomienda visitar a un equipo médico especializado, que evalúe el grado de sobrepeso u obesidad así como las enfermedades concomitantes, causa o consecuencia de tal estado. Este equipo deberá marcar unos objetivos reales y saludables, y unas pautas de tratamiento.

Para tratar el sobrepeso es necesario cambiar el estilo de vida: hacer deporte y empezar a comer sano, en porciones adecuadas.

Es muy importante huir de las “dietas milagro” y las pérdidas de peso rápidas que traerán siempre consecuencias negativas a largo plazo.

¿Cómo pueden reducirse el sobrepeso y la obesidad?

El sobrepeso y la obesidad, así como las enfermedades no transmisibles vinculadas, pueden prevenirse en su mayoría.

  • Limitando la ingesta energética procedente de la cantidad de grasa total y de azúcares;
  • Aumentando el consumo de frutas y verduras, así como de legumbres, cereales integrales y frutos seco;
  •  Realizando una actividad física periódica (60 minutos diarios para los jóvenes y 150 minutos semanales para los adultos).

----

Contenido revisado por la Dra. Amparo Alcañiz Cebrián.