Cáncer de hígado

¿Qué es el cáncer de hígado?

Es una enfermedad cuyo inicio se da en las células hepáticas. Se produce cuando las células del cuerpo crecen de forma descontrolada.

Tipos de cáncer de hígado

Existen diferentes tipos, pero el más habitual es el de carcinoma hepatocelular. Otros tipos de cáncer son:

  • Colangiocarcinoma intrahepático.
  • Hepatoblastoma.

Síntomas de la enfermedad

La mayoría de personas no experimentan síntomas ante la presencia del cáncer, pero cuando aparecen suelen producirse los siguientes:

  • Pérdida repentina de peso. 
  • Disminución del apetito. 
  • Náuseas y vómitos. 
  • Hinchazón abdominal y dolor en la parte alta del abdomen
  • Decoloración amarillenta de la piel
  • Heces blanquecinas
  • Fiebre

Pruebas médicas para su diagnóstico

La mayoría de cánceres hepáticos se detectan a partir del momento en el que empiezan a aparecer síntomas asociados a la enfermedad. No obstante, es cierto que algunos cánceres de hígado se pueden diagnosticar mediante pruebas que se realizan a personas con un alto riesgo de padecerlo.

Las más habituales son:

  • Antecedentes médicos y exploración física.
  • Estudios por imágenes mediante rayos X.
  • Ecografía. De hecho es el primer estudio que se realiza para examinar el hígado.
  • Tomografía computarizada.
  • Imágenes por resonancia magnética.
  • Angiografía. Consiste en un estudio radiológico mediante el cual se examinan los vasos sanguíneos.
  • Biopsia.
  • Análisis de sangre.

¿Cuáles son las causas del cáncer de hígado?

La principal causa del cáncer de hígado responde a una mutación del ADN y, como resultado, se producen cambios en el organismo. Esa situación da lugar a que las células queden fuera de control y crezcan llegando a producir los conocidos tumores. Es decir, dan lugar a una masa de células cancerosas.

No siempre se conoce el origen de la enfermedad, ya que en ocasiones ésta aparece sin enfermedades previas.

Factores de riesgo

Algunos de los factores de riesgo que dan lugar a la enfermedad son:

  • Cirrosis
  • Enfermedades hepáticas hereditarias. 
  • Diabetes
  • Infección producida por hepatitis B o C

¿Se puede prevenir?

Debido a que la cirrosis es uno de los diferentes factores de riesgo que pueden derivar en un cáncer de hígado, se pueden tomar medidas preventivas frente al mismo. Por ejemplo: beber alcohol con moderación y mantener un peso saludable.

Otras medidas que se pueden tener en cuenta para reducir las probabilidades de desarrollar la enfermedad son:

  • Vacuna contra la hepatitis B.
  • Buscar medidas de seguridad a la hora de hacerse un tatuaje y/o piercing.

Tratamiento

Existen diferentes tipos de tratamiento en función del estadio en el que se encuentra el cáncer. No obstante, los más habituales y a los que se recurren frecuentemente son:

  • Radioterapia. Se utilizan los rayos X u otras partículas para destruir las células cancerosas. Este tratamiento puede tener efectos secundarios, tales como: daño en el estómago y los pulmones.
  • Quimioterapia. Se recurre a sustancias químicas, por vía endovenosa y oral, para eliminar las células cancerosas.
  • Ablación por radiofrecuencia (RFA). Se administra a través de la piel, por laparoscopia o durante una cirugía y utiliza el calor para destruir las células cancerosas.
  • Inyección percutánea de etanol. Se inyecta alcohol en el tumor hepático con el fin de destruirlo. Este tratamiento puede tener efectos secundarios como: fiebre y dolor.
  • Cirugía. Se extirpa del tumor y parte del tejido que lo rodea. Se utilizan dos tipos de cirugía: hepatectomía y trasplante de hígado.

¿Qué especialista lo trata?

El oncólogo médico será el encargado del tratamiento del cáncer de hígado, ya que su especialidad va dirigida al diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..