Braquiterapia de mama

Especialidad de Oncología Radioterápica

¿Qué es la Braquiterapia de mama?

La braquiterapia de mama es una forma de radioterapia interna. Es un tratamiento muy útil para tratar un tumor maligno que no se ha extendido a otras zonas u órganos, ya que se irradia únicamente la zona u órgano afectado. La paciente apenas percibe la irradiación, ya que se realiza con anestesia local o sedación y, tras la aplicación, la paciente no notará dolor.

Se trata de una terapia que se puede combinar con otros tratamientos dependiendo del estadio en que se encuentre el tumor, de los receptores hormonales y de otros muchos factores que se valorarán de forma individualizada. De ahí que a veces se aplique la braquiterapia en sí, con braquiterapia externa o con quimioterapia.

¿Por qué se realiza?

La braquiterapia de mama tiene dos indicaciones principales:

  1. Cuando el tumor es superior a 2 o 3 centímetros y es necesaria una dosis alta de radiación en el lugar donde se encuentra el tumor. La ventaja de la braquiterapia de mama es que permite irradiar únicamente la zona del tumor, sin afectar a la pared costal ni al corazón.
  2. Se recomienda cuando los tumores son pequeños y no es necesario irradiar la mama en su totalidad, por lo que se irradia parte de la mama sin tener que castigar los tejidos sanos.

¿En qué consiste?

En el procedimiento de braquiterapia de mama se colocan a la paciente unos catéteres a través de los cuales se introducirá la radiación. De esta forma la dosis concreta irá directa a la zona del foco tumoral, para que no se irradie en otros tejidos ni dé lugar a efectos secundarios.

Preparación para la braquiterapia de mama

El tratamiento de braquiterapia de mama se combina con una tumorectomía o cirugía parcial de la mama, para extraer el tumor. Posteriormente se aplicará la braquiterapia de mama, combinada o no con otros tratamientos, dependiendo de la situación personal de la paciente.

Cuidados tras la intervención

La braquiterapia de mama es una buena terapia para el cáncer de mama. De hecho, se calcula que el 95% de cánceres de mama tratados con braquiterapia se han curado. No obstante, es importante que la paciente acuda a controles anuales, que consisten en realizar una mamografía o resonancia magnética de la mama.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.