Coaching Nutricional

¿Qué es el coaching nutricional?

El concepto de coaching nutricional consiste en una forma de guía o de apoyo en Nutrición y Dietética para ayudar y guiar al paciente a alcanzar sus objetivos propuestos gracias a las habilidades de comunicación y de motivación del especialista.

El coaching nutricional ayuda al paciente a identificar qué le dificulta o impide alcanzar sus objetivos, y logra ayudar a realizar cambios en los hábitos de vida a la vez que mejora en otros aspectos.

En este caso, el coaching no solo ayuda a perder o a subir peso, sino que ayuda a las personas a realizar un cambio en su relación con la comida, siendo un cambio en todos los aspectos de la vida, no únicamente en el aspecto alimentario. Así, el proceso de coaching implica un compromiso ya no solo por parte de la persona que lo realizará, sino también del profesional.

Debe quedar claro que el coach nutricional no sustituye al nutricionista, sino que lo complementa para ayudar al paciente a alcanzar su objetivo previamente establecido.

¿Por qué se realiza el coaching nutricional?

El coaching utiliza habilidades comunicativas para motivar al paciente y orientarle hasta que alcance sus metas. En esta línea, el coach empatizará con el paciente, orientándolo y aportándole soluciones a las situaciones en las que se encuentre con dificultades en su relación con la comida. Así, el coaching nutricional se podría utilizar en las siguientes situaciones:
 

  • La persona interesada en realizar el coaching desea mejorar su alimentación, pero no sabe llevar a la práctica sus conocimientos teóricos sobre cómo debería ser su alimentación o lleva tiempo intentándolo pero no logra alanzar sus objetivos.
     
  • El interesado tiene un objetivo nutricional concreto, pero o sabe como llevarlo a cabo. A su vez, al paciente le puede dar cierto respeto o miedo el cambio y todo lo que deberá hacer para llevarlo a cabo, aunque es consciente de que el cambio sería positivo para él.
     
  • El interesado en recibir el coaching no está satisfecho con sus hábitos alimenticios y desea cambiarlos. Como tal, no tiene un objetivo en concreto, simplemente tiene el conocimiento de que tiene o que quiere realizar un cambio.

¿En qué consiste el coaching nutricional?

El coaching nutricional ayuda a que el paciente logre saber qué “obstáculos” están impidiendo que logre sus objetivos alimenticios, creando a su vez un entorno y dándole una actitud adecuada a la persona, consiguiendo un cambio en su alimentación y en su estilo de vida. Durante el coaching nutricional, se fijarán algunos objetivos concretos:

  • Se fijará una meta o un objetivo concreto. Debe ser un objetivo realista.
  • Se trabaja en el aspecto moral y en la motivación.
  • Se buscan los beneficios que este objetivo o meta le proporcionarán al paciente.
  • Se identifican y descubren los objetivos y aquellas acciones o situaciones que actúan como barreras obstáculos.
  • Se plantean formas y acciones concretas a realizar para lograr alcanzar la meta fijada. A su vez, se trata de encontrar la manera de que este objetivo esté presente en el día a día, por lo que no se verá sobrepasado por otros factores de índole “urgente”.
  • Se aprende a gestionar y a manejar las emociones, y cómo estas nos afectan directamente sobre nuestra alimentación.
  • Aparecen muchas opciones y estrategias de mejora.
  • Se cuestionan creencias que impiden que avances, incluso creencias o pensamientos desconocidos que con trabajo pueden convertirse en potenciadores.
  • Se trabaja desde una actitud optimista, pero desde una actitud inteligente.
  • Se lleva un plan de alimentación personalizado y adaptado a las necesidades y los objetivos del propio paciente.

La relación que establecerán el coach y el paciente será de confianza mutua, El coach tratará de mejorar las habilidades del paciente, ayudándole a encontrar el camino para llegar a su objetivo deseado.

Preparación para el coaching nutricional

El coaching nutricional no necesita una preparación concreta, sino que requiere o precisa la voluntad del paciente. Es decir, la fuerza de voluntad y el esfuerzo que realizarán los pacientes son lo más importante a la hora de lograr alcanzar los objetivos previamente fijados.

Después del coaching

Como ya se ha mencionado, el coaching no es un método alternativo que tiene como objetivo ayudar a perder o a subir de peso a las personas en función de sus deseos o necesidades. Como tal, el coaching supone un cambio de actitud y una nueva mirada sobre la forma que tenemos de relacionarnos con la comida.

De esta forma, una vez que se ha alcanzado el objetivo fijado, el propio paciente habrá cambiado su forma de ver la alimentación y su relación con la comida.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..