Anestesia locorregional

¿Qué es la anestesia locorregional?

Es la anestesia que se administra en una determinada zona con el objetivo de adormecerla y eliminar el dolor a la hora de intervenirla. Se administra mediante una inyección con efecto analgésico cerca de la raíz nerviosa.

¿Qué anestésicos son los más utilizados?

  • EMLA. Se administra en forma de crema y se cubre con un apósito autoadhesivo.
  • LAT. Se administra en formato de gel y surte efecto pasados 15-30 minutos.
  • Tetralidophen. Se usa en mucosas de niños.

¿Cómo se administra?

Se puede hace de dos formas: mediante catéter o con una dosis única de anestésico. En ocasiones no se puede lograr una anestesia local, con lo cual habrá que recurrir a la anestesia general. Pese a ello, conviene recordar que la anestesia locorregional precisa las mismas precauciones que cuando se administra la anestesia general.

Ventajas

  • Menor dolor postoperatorio.
  • Evita la sensibilización central. 
  • Menor uso de narcóticos y sedación.

Inconvenientes

  • Pueden producirse complicaciones locales.
  • Precisa sedar al niño.
  • Los anestésicos locales tienen toxicidad sistémica.

¿Pueden surgir complicaciones?

Excepcionalmente podría ocurrir que el anestésico pasara a la sangre o afectara a estructuras nerviosas. Si eso ocurriera se producirían efectos similares a los de la anestesia general acompañados de complicaciones graves como: arritmias, convulsiones y descenso de la tensión arterial. También pueden aparecer otros efectos moderados como: dolor de cabeza, hormigueo y hematomas en la zona donde se ha aplicado la anestesia.

En casos excepcionales puede producirse retención de orina y lesiones nerviosas prolongadas.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..