Radiocirugía

¿Qué es la radiocirugía?

La radiocirugía es una forma de radioterapia de alta precisión en que se administran al paciente finos haces de radiación. Inicialmente fue desarrollada para tratar pequeños tumores y anomalías cerebrales, no obstante, actualmente se utiliza para tratar otros tumores del cuerpo, pasándose a llamar radioterapia esterotáctica.

Se trata de un tipo de radioterapia que emite dosis mucho más altas en la región afectada, reduciendo al máximo las dosis que recibe el tejido sano circundante. El objetivo es administrar la dosis adecuada que destruya el tumor y logre el máximo control localizado.

¿Por qué se realiza?

La radiocirugía se enfoca para tumores localizados en zonas anormales, minimizando el daño al tejido sano. Así, se recomienda en tumores:

  • De difícil acceso.
  • Localizados cerca de órganos vitales.
  • Sujetos a movimiento dentro del cuerpo.

¿En qué consiste?

Existen distintos tipos de radiocirugía, aunque la más común es la radiocirugía esterotáctica con bisturí de rayos gamma, la cual se realiza solo para tumores y otros problemas de la cabeza.

Antes del tratamiento el médico ajustará al paciente un marco para la cabeza, en el cuero cabelludo mediante cuatro clavijas o anclajes que atraviesan la piel y llegan a la superficie del cráneo.

Previamente el médico habrá anestesiado la zona donde irán los anclajes. El objetivo del marco es mantener la cabeza firme durante el tratamiento, además de garantizar que los rayos vayan a un lugar concreto. Una vez fijado el marco se realizarán estudios de imagen:

Estos localizarán exactamente el tumor, el tamaño y su forma. Es importante destacar que el tratamiento no causa dolor al paciente. El marco de la cabeza va pegado a un casco agujereado, a través de los cuales se emiten los rayos.

Preparación para la radiocirugía

El día previo antes del procedimiento se recomienda no utilizar ninguna crema ni productos para el cabello, además de no ingerir nada (comida o bebida) después de la medianoche. Durante el mismo día de la intervención se recomienda utilizar ropa cómoda y seguir las instrucciones del médico.

Cuidados tras la intervención

Normalmente el paciente vuelve a casa el mismo día del tratamiento, pero es necesario que vaya acompañado. Asimismo, el regreso a las actividades diarias suele darse al día siguiente si no se dan efectos secundarios ni complicaciones. En ese caso el médico recomendará al paciente quedarse en el hospital.

 

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..