Biopsia

Dr. Agustín Acevedo Barberá - Anatomía Patológica

Publicado el: 13/11/2012

Índice: 
  1. ¿Qué es una biopsia?
  2. ¿En qué consiste una biopsia?
  3. ¿Por qué se realiza una biopsia?
  4. ¿Cómo es la preparación para la biopsia?
  5. ¿Qué se siente durante el examen?
  6. Significado de los resultados de una biopsia
  7. ¿Existen avances alternativos a una biopsia?
     

¿Qué es una biopsia?

Una biopsia es una porción de tejido extraída de alguna parte del cuerpo con el objetivo de examinarla al microscopio para diagnosticar la enfermedad de un paciente. El médico responsable de establecer este diagnóstico o dictamen es el especialista en Anatomía Patológica (más coloquialmente, patólogo).  
 
La toma de la biopsia no es, sin embargo, responsabilidad del patólogo ya que existen múltiples especialidades médicas que recurren a este medio para diagnosticar a los pacientes. De hecho, prácticamente cualquier órgano es susceptible de ser biopsiado, de manera que existen distintos tipos de biopsias. Entre ellos los más habituales son: 

  • Biopsia por punción con aguja gruesa: la lesión a biopsiar se localiza con una técnica de imagen (habitualmente TAC o ECO) y, tras anestesia local de la zona, se punciona con un dispositivo que permite obtener un cilindro de tejido, cuyo tamaño varía en función del calibre de la aguja. Habitualmente se hacen varias tomas para asegurar la calidad y representatividad de la toma. 
     
  • Biopsia de piel: es un procedimiento muy habitual en Dermatología y se puede realizar en la propia consulta o en el quirófano. Requiere anestesia local. 
     
  • Biopsia endoscópica: es una toma que se realiza durante el curso de una endoscopia (digestiva, ORL o bronquial) mediante el uso de una pinza especial a través del endoscopio. 
     
  • Biopsia abierta: se lleva a cabo durante una cirugía en la que se utiliza anestesia local o general. Esto incluye las biopsias que se toman durante una laparoscopia, el estudio de las piezas quirúrgicas extirpadas en los tratamientos quirúrgicos (toda pieza de este tipo debe ser estudiada por el patólogo) o cualquier hallazgo durante la cirugía. Algunos procedimientos quirúrgicos se realizan solo para obtener una muestra para biopsia (p.ej. biopsia ganglionar). 

Como puede verse de la pequeña lista anterior, todos los procedimientos de toma de biopsias son “invasivos” o, en otras palabras, no son inocuos. Unos lo son más y otros menos, pero cuando se realizan es porque el beneficio esperado en términos de diagnóstico y tratamiento lo justifica.  
 

¿En qué consiste una biopsia?

Lo explicado anteriormente es el procedimiento de la toma de muestras de tejido, de la toma de biopsias. El tejido extraído al paciente es la biopsia, propiamente dicha, sobre la que el patólogo va a trabajar para establecer el diagnóstico del paciente.  
 
Para ello, la biopsia es sometida a diversos procesos y técnicas (responsabilidad ésta de los técnicos en Anatomía Patológica) hasta obtener secciones finas del tejido, aptas para su examen al microscopio por el patólogo. Este, observando el tejido y aplicando su conocimiento y experiencia, elabora su dictamen diagnóstico, que se expresa en un informe anatomopatológico. El especialista en Anatomía Patológica es, por tanto, un médico que diagnostica a los pacientes al microscopio. 

El panel de técnicas que se pueden aplicar al diagnóstico de las biopsias es enorme y van desde las técnicas básicas para el estudio morfológico del tejido y que se hacen a todas las biopsias, hasta técnicas moleculares o estudios genéticos complejos, según la necesidad de cada caso. De lo dicho hasta aquí se puede deducir que un diagnóstico de una biopsia no es un “análisis” sino algo muy diferente, ya que es la elaboración de un dictamen por un especialista y no un análisis cuantitativo que puede repetirse o comprobarse frente a un control.  

La indicación más conocida de una biopsia es el diagnóstico de masas tumorales, el diagnóstico del cáncer. Todo tumor maligno (cáncer) debe ser diagnosticado e informado por un patólogo, pero tiene muchas más indicaciones: enfermedades inflamatorias de la piel, enfermedades digestivas (tumorales y no tumorales), patología hepática, enfermedades renales, enfermedades pulmonares y un largo etcétera, incluido el seguimiento del rechazo de los trasplantes. 
 

¿Por qué se realiza una biopsia?

La indicación de tomar una biopsia la realiza un especialista clínico, que es quien contacta con el especialista que debe hacer la toma (endoscopista, especialista en imagen o cirujano, entre otros). Ambos, pero sobre todo este último, es quién debe informar al paciente, indicar el tratamiento para la preparación de la toma y hacer el seguimiento tras ella de las posibles complicaciones, tratamientos posteriores etc. El tipo de biopsia y la técnica de la toma dependen de cada caso. Como se puede ver, en toda esta parte del proceso el patólogo no interviene.  

Normalmente la extracción de una pequeña nuestra del tejido mediante una aguja es suficiente, aunque en otras ocasiones es necesaria la extracción quirúrgica de un nódulo o un bulto
 

Preparación para una biopsia

En función del tipo de toma, se realiza una preparación u otra, siempre por indicación del especialista que la va a realizar. Las BAG con control de imagen o las biopsias de piel suelen requerir poca preparación o ninguna, pero eso varía de un caso a otro

La mayor parte de las biopsias realizadas son las de punción percutánea, es decir, a través de una aguja. La gran parte de estas se hacen de forma ambulatoria sin apenas preparación. El especialista que va a hacer la toma informará al paciente sobre el procedimiento de toma de muestra que se llevará a cabo y debe conocer cualquier posible medicamento que el paciente esté tomando y su historial clínico, para prevenir posibles complicaciones. 

Normalmente el paciente no ingiere comida ni bebida durante las ocho horas anteriores a la biopsia. 

Las mujeres deben comentarle al especialista si xiste alguna posibilidad de que se encuentre embarazada, ya que en algunas de las biopsias se utilizan procedimientos que implican radiación que son perjudiciales para el feto

Patrón de fondoDescripción generada automáticamente
Biopsia con aguja gruesa de un ganglio linfático con 2 cilindros de tejido

¿Qué se siente durante el examen?

Todas las tomas de biopsia se realizan con anestesia local o, en el caso de las quirúrgicas, general. Las tomas endoscópicas no requieren medidas analgésicas especiales salvo la sedación del este procedimiento. En el momento en el que se recibe el anestésico local, el paciente sentirá un pinchazo leve, y puede sentir presión en el momento en el que la aguja penetra la piel. 

Las indicaciones del postoperatorio son variables, pero normalmente a las 24 horas del procedimiento ya se puede realizar vida normal. En el caso de que el paciente sienta excesivo dolor, el médico puede prescribir algún tipo de medicación para aliviar el dolor. 
 

Significado de resultados anormales

El especialista en Anatomía Patológica es el responsable del diagnóstico de la biopsia y remite su informe al clínico que ordenó tomarla. El informe refleja los hallazgos en el tejido, las técnicas y la opinión del patólogo. El especialista clínico debe integrar esta información en la historia del paciente y debe explicarle el significado y alcance del informe. 

En ocasiones, las biopsias no resultan efectivas. Por ejemplo, en casos en los que no se alcanza la lesión a biopsiar o la cantidad de tejido obtenido no es suficiente. 

En el caso de que una biopsia se lleve a cabo de forma correcta pero no aporte los resultados esperados, puede ser necesario llevar a cabo una nueva toma u otro procedimiento, incluso una biopsia quirúrgica. 
 

Avances en biopsias

Los patólogos siempre hemos aplicado a las biopsias los últimos avances en medicina básica. En la actualidad, lo más habitual es el estudio molecular del tejido con la aplicación de anticuerpos monoclonales al tejido y su examen al microscopio, pero cada vez más frecuentemente se aplican técnicas de citogenética, como el FISH, que permite estudiar alteraciones a nivel de los cromosomas de los tejidos, o de análisis molecular del ADN en busca de virus, bacterias o alteraciones del ADN en tumores, a través de técnicas que van de la PCR de alteraciones simples a estudios de secuenciación masiva de ADN como la Next-Generation Secuencing (NGS). 

Las llamadas Biopsias Líquidas no son tales, es un término que confunde, pero no son biopsias. Es el estudio mediante técnicas de análisis genético de fragmentos de ADN de origen tumoral que circulan en la sangre de pacientes de cáncer y que permite realizar diferentes estudios, como mutaciones, seguimiento clínico de los pacientes, etc. Su ámbito son las técnicas de genética molecular (laboratorio de biología molecular). 

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.