Intolerancia a la lactosa

 

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

Es una intolerancia alimentaria que se produce tras la ingesta de lactosa. Para diagnosticar esta intolerancia se pueden realizar tres pruebas médicas: prueba de tolerancia a la lactosa, prueba de aliento para lactosa-hidrógeno y pH de las heces.

 

 

¿Qué síntomas presenta la intolerancia a la lactosa?

Los síntomas se suelen producir entre los 30 minutos y dos horas tras la ingesta de productos con lactosa y los más frecuentes son:

 

  • Dolor abdominal
  • Náuseas
  • Hinchazón y distensión abdominal
  • Espasmos
  • Diarreas ácidas
  • Gases abdominales y flatulencias
  • Defecación explosiva
  • Heces pastosa y flotantes
  • Enrojecimiento de la zona perianal
  • Vómitos

 

 

Por otro lado, también se pueden presentar síntomas ajenos al aparato digestivo:

 

  • Cansancio
  • Abatimiento
  • Problemas cutáneos
  • Dolores extremidades
  • Nerviosismo
  • Alteraciones de la concentración
  • Trastornos del sueño

 

 

¿Cuáles son las causas de la intolerancia a la lactosa?

Para poder digerir la lactosa, el cuerpo necesita una enzima llamada lactasa. La intolerancia a la lactosa se produce cuando el intestino delgado no produce una cantidad suficiente de lactasa.

 

 

¿Se puede prevenir la intolerancia a la lactosa?

No existe ninguna manera de prevenirla, el único modo para prevenir los síntomas es evitar ingerir alimentos que contengan lactosa.

 

 

¿En qué consiste el tratamiento?

El único tratamiento para la intolerancia a la lactosa es reducir o evitar su ingesta.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.