Manometría anorectal

Especialidad de Aparato digestivo

¿Qué es la manometría anorrectal?

La manometría anorrectal es una prueba que mide la presión del músculo del esfínter anal y la reactividad del último segmento del intestino grueso, denominado ampolla rectal.

Este examen resulta útil en los siguientes casos:

  • Como examen de rutina antes de las intervenciones para el tratamiento de las fístulas perianales
  • Como examen de rutina antes de las operaciones proctológicas que comportan la anastomosis
  • Para investigar complicaciones surgidas después de operaciones anorrectales
  • Como examen de diagnóstico (a menudo complementario) para algunos trastornos del último tracto digestivo
Una manometría anorrectal mide la funcionalidad del ano y del recto - Top Doctors
Una manometría anorrectal mide la funcionalidad del ano y del recto

¿En qué consiste?

El especialista en Aparato Digestivo introduce una cánula de 0,5cm de diámetro en el ano y empuja hacia el recto hasta una profundidad de aproximadamente 10cm.

La cánula detecta la presión y la naturaleza de los movimientos realizados por los músculos del ano; a continuación, se infla ligeramente un globo situado en el extremo de la cánula para analizar la reactividad de la ampolla rectal. Esta información se registra mediante una maquinaria conectada a la sonda.

El examen dura en total media hora y no requiere anestesia.

¿Por qué se realiza?

No se trata de un método de diagnóstico de primer nivel. Por lo general, se utiliza después de haber realizado otros tipos de pruebas (por ejemplo, radiografía y endoscopia), para recopilar más información y examinar la evolución de trastornos como:

  • Estreñimiento: la prueba puede diagnosticar patologías como el megacolon congénito y la enfermedad de Hirschsprung
  • Dificultad en la defecación: la manometría anorrectal analiza cualquier posible trastorno de la musculatura del ano, como la hipertonía anal, el anismo, la disinergia anorrectal, etc.
  • Incontinencia anal o diarrea: el examen puede ayudar a distinguir entre tenesmo, diarrea, incontinencia fecal, etc.
  • Espasmos anales 
  • Prolaxis del recto, fisuras, hemorroides
  • Complicaciones surgidas después de una intervención quirúrgica: en este caso, la comparación de la información obtenida mediante varias manometrías diferentes (una realizada antes de la intervención y la otra después) puede ayudar a determinar si las complicaciones que surgen tras la operación se deben en realidad a esta última o no. 
  • Lesiones neurológicas: la manometría anorrectal puede diagnosticar posibles causas neurológicas de trastornos como la hipotonía o la hipertonía secundaria o anal; en este caso, el examen manométrico se completará con otras pruebas funcionales realizadas previamente, que sugieren la presencia de lesiones neurológicas.

Preparación para la manometría anorrectal

El paciente deberá someterse a un enema evacuativo unas 2 horas antes de la prueba, pero no es necesario que esté en ayunas ni suspender eventuales tratamientos o la suspensión de la medicación que se esté tomando. Habrá que presentarse al examen con los resultados de cualquier examen de diagnóstico ya realizado previamente, y otros documentos considerados relevantes.

Después de esta prueba, el paciente podrá marcharse de la clínica solo.

¿Qué se siente durante el examen?

La manometría anorrectal no es dolorosa. Las molestias que siente el paciente son mínimas ya que la sonda utilizada es muy delgada y no se introduce profundamente en el canal rectal. Se trata de una prueba bastante sencilla, que muy difícilmente implica contraindicaciones.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.