Dolor torácico

Especialidad de Cardiología adultos

¿Qué es el dolor torácico?

El dolor en el pecho es un dolor en la parte anterior del tórax, es decir entre el cuello y la parte superior del abdomen, que puede ser síntoma de diversas patologías cardíacas, respiratorias, infecciosas, nerviosas, y lesiones osteoarticulares o musculares. En ocasiones, el dolor torácido puede propagarse hacia el cuello, el abdomen o la espalda. 

Es un dolor muy frecuente y puede presentar distintas intensidades en función de su causa u origen.

Pronóstico de la enfermedad

El dolor torácico puede deberse, en el peor de los casos, a enfermedades tan graves y urgentes como el infarto o la insuficiencia cardíaca, las cuales son peligrosas y potencialmente mortales.

De todas formas, hay que tener en cuenta que, pese a la sensación de fuerte dolor en el pecho, muchas veces las causas no son peligrosas para la salud del individuo. Dado que la causa de dolor torácico puede ser múltiple, para evitar cualquier contratiempo, es fundamental la rápida consulta al especialista cardiólogo o al neumólogo, para recibir un tratamiento inmediato, en el caso de que sea necesario.

Síntomas del dolor torácico

Los síntomas más habituales del dolor torácico son el dolor punzante y la sensación de opresión, aunque suelen variar en función del órgano o los tejidos afectados:

  • Dolor torácico coronario: cuando se debe a causas relacionadas con el corazón, el dolor suele ser opresivo, y se irradia hacia el brazo izquierdo y el cuello. Este tipo de dolor también puede presentar otros síntomas como el malestar, náuseas y vómitos, sudoración y sensación de disnea.
  • Dolor torácico pleuropulmonar: el dolor torácico provocado por problemas pulmonares o respiratorios se localiza más hacia los costados del tórax y se intensifica al respirar o toser.
  • Dolor torácico pericardítico: se trata de un dolor punzante y sensación de presión, en el centro del pecho, que aumenta con la respiración.
  • Dolor torácico digestivo o esofágico: este tipo de dolor torácico suele venir provocado por la hernia de hiato o problemas esofágicos, y es un dolor punzante en la zona del esternón, pudiendo llegar hasta la garganta.
  • Dolor torácico osteomuscular: el dolor provocado por lesiones, fracturas o desgarros musculares es localizado en la zona afectada y aumenta con el movimiento del tronco.
  • Dolor torácico neurítico: este dolor es a menudo provocado por el virus del herpes zoster y es una sensación de dolor quemante, normalmente afecta a un costado del tórax.
  • Dolor torácico de origen nervioso o psicológico: se caracteriza por ser un dolor punzante, como pinchazos en el centro del pecho.
Dolor torácico | Top Doctors
El dolor torácico suele ser de tipo punzante y con sensación de opresión
 

Pruebas médicas para el dolor torácico

Debido a las múltiples causas que pueden originar el dolor torácico, supone a veces un reto para el profesional médico establecer el diagnóstico. Para ello, en primer lugar será fundamental la historia clínica del paciente, conocer sus síntomas, enfermedades y antecedentes familiares.

Una vez analizado el historial médico del paciente y si no existe una causa traumática clara, se requerirá una radiografía de tórax y un electrocardiograma para descartar las enfermedades más graves como el riesgo de infarto. Según los resultados de estas pruebas, se pueden requerir más exploraciones como el TAC coronario, la gammagrafía pulmonar, el Holter de presión arterial o estudios digestivos, entre otros.

¿Cuáles son las causas del dolor torácico?

Existen múltiples causas del dolor torácico, en función de los órganos afectados. As´ñi, puede deberse a patologías cardíacas, como por ejemplo, el infarto agudo de miocardio, la insuficiencia coronaria, o la pericarditis; respiratorias de tipo infeccioso, como la gripe o las neumonías; digestivas como la hernia de hiato, la rotura esofágica o los espasmos esofágicos; pulmonares como la pleuritis, los tumores pulmonares o el neumotórax; nerviosas, como las crisis de ansiedad; u osteoarticulares y musculares como las fracturas, desgarros y lesiones musculares.

¿Se puede prevenir?

El dolor torácico no se puede prevenir, más allá que conocer la causa que lo ha ocasionado. Y es que normalmente el dolor torácico actúa como síntoma de una patología, con lo cual el paciente deberá acudir al especialista médico para trabajar en el diagnóstico y tratamiento de su origen.

Tratamientos para el dolor torácico

El dolor torácico es un tipo de dolencia que remite por completo al tratar la causa que lo ha originado. Así, el tratamiento a seguir variará en función de su causa. Por ejemplo, se prescribirán fármacos vasodilatadores o incluso una angioplastia en caso de que sea una angina de pecho el causante; o fármacos anitibióticos en caso de neumonía, así como tratamientos antiácidos si la causa es digestiva. Puede requerir también intervención quirúrgica en caso de problemas de aorta.

¿Qué especialista lo trata?

Al ser susceptible de diversas causas, el tratamiento del dolor torácico puede ser tratado por diversos especialistas, como el Cardiólogo, el Neumólogo, el especialista Digestivo o el Psicólogo. En primera instancia, ante la aparición de síntomas de dolor de causa desconocida, el paciente puede acudir al Médico de Familia, quién estudiará su historial médico y sus síntomas para orientar al paciente sobre qué especialista deberá consultar para su caso concreto. 

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.