Angina de pecho

Especialidad de Medicina interna

¿Qué es la angina de pecho?

Cuando no existe una cantidad suficiente de riego sanguíneo al músculo cardíaco se siente un dolor o molestia en el pecho, esto es la angina de pecho. El músculo del corazón necesita el oxígeno, por lo tanto esta carencia de la sustancia produce graves problemas de salud. La angina de pecho se manifiesta como una presión o dolor que oprime el pecho, en ocasiones es similar a una indigestión. Pero también puede haber dolor en otras zonas del cuerpo:

  • Brazos
  • Cuello
  • Mandíbula
  • Espalda

La aparición de la angina de pecho es un síntoma de la enfermedad de las arterias coronarias, una de las enfermedades cardiovasculares más común. Existen tres tipos diferentes de angina de pecho.

  • Angina estable: aparece cuando el músculo cardiaco trabaja más fuerte de lo normal. Este tipo de angina tiene un patrón regular y se trata con descanso y medicinas.
  • Angina inestable: este tipo de angina se puede considerar como una señal de que en poco tiempo la persona podría sufrir un infarto. Es la más peligrosa de todas porque no sigue un patrón definido y puede darse sin realizar ningún esfuerzo físico.
  • Angina variable: esta es la angina menos frecuente. Aparece cuando el paciente está descansando
Entre un 2% y un 5% de los pacientes mueren el primer mes, mientras que un 5-15% acaba padeciendo un infarto de miocardio
 

Pronóstico de la enfermedad (si es grave no, etc)

Antes de comenzar a hablar del pronóstico de la angina de pecho, debemos diferenciar entre los que corresponden a la angina estable y a la angina inestable

El pronóstico de la angina de pecho estable dependerá del funcionamiento de los ventrículos (las cámaras inferiores del corazón) y depende también de la magnitud de las lesiones provocadas por falta de riego sanguíneo. Algunos factores de riesgo pueden ser:

  • Anatomía coronaria
  • Gravedad de la isquemia
  • Mala función del ventrículo izquierdo
  • Presencia de arritmias

Por lo que corresponde a la angina inestable, esta se basa en la incapacidad de prevenir su evolución. Entre un 2% y un 5% de los pacientes mueren el primer mes, mientras que un 5-15% acaba padeciendo un infarto de miocardio. Con todas estas circunstancias, el paciente deberá realizarse chequeos continuos desde su ingreso en urgencias.

Síntomas de la angina de pecho

A la hora de hablar de síntomas de angina de pecho se pueden enumerar de la siguiente forma:

  • Dolor torácico y sensación de presión grave y sofocante: Se suele producir en muchas ocasiones en la zona posterior del esternón y a veces se extiende al brazo izquierdo o al brazo derecho.
  • Por otra parte el dolor en el tórax puede durar entre 2 y 15 minutos. Mientras que en otras ocasiones se puede experimentar una sensación de pesadez u opresión en la zona del pecho que no llega a ser un gran dolor.
  • Sensación de ansiedad o de muerte en breves instantes
  • Sudoración profusa hiperhidrosis
  • Palidez
  • Pruebas médicas para la angina de pecho

El profesional médico puede realizar diversas pruebas para diagnosticar una angina de pecho. La primera de ellas es un electrocardiograma (ECG), una prueba de esfuerzo sin imágenes, o un análisis de sangre que pueden ayudar a la hora de hacer un diagnóstico preciso y correcto. Para completar este procedimiento se puede optar por efectuar las siguientes pruebas:

  • Una radiografía de tórax
  • Una TAC de tórax
  • Una angiografía coronaria por TAC
  • Una RMN cardíaca
  • Una angiografía coronaria
  • Un ecocardiograma
  • Una prueba de esfuerzo con imágenes

¿Cuáles son las causas de la angina de pecho?

La angina de pecho viene precedida de una situación de excitación física o emocional, en ocasiones se puede dar después de realizar una gran ingesta de comida o conducir un coche durante las horas más importantes de tráfico. Otra de las causas es la realización de ejercicio físico a bajas temperaturas, en este caso hay pacientes que experimentan una sensación de alivio al pasar de una zona fría a otra caliente. En el caso en que las arterias del corazón resultan afectadas y no pueden regularse a la petición de sangre que necesite el músculo del corazón, los nervios de este transmiten mensajes en forma de dolor, como aviso urgente, al cerebro. El dolor no suele durar más de 20 minutos, ya que el cerebro, se confunde y siente que los mensajes nerviosos proceden de los brazos, el cuello o la mandíbula. Sin embargo existen otros factores de riesgo que pueden ser controlados y también pueden ayudar a la formación de las placas de aterosclerosis:

¿Se puede prevenir?

Es importante recordar que la angina de pecho se produce cuando se origina una obstrucción coronaria que en la mayoría de casos se debe a un antecedente genético sobre la que el paciente no puede actuar. No obstante, como hemos mencionado anteriormente, existen factores de riesgos que condicionan la aparición de la enfermedad. Si el paciente actúa frente a estos factores de riesgo, la enfermedad podría avanzar más despacio y los síntomas se reducirían. Estos son los cambios que puede cambiar un paciente si quiere reducir la probabilidad de sufrir una angina de pecho:

  • Dejar de fumar
  • Realizar deporte de intensidad moderada de forma constante
  • Mantener unos niveles adecuados de la tensión arterial, colesterol y glucosa
  • Evitar la obesidad y seguir una alimentación sana con un estilo de vida saludable

Tratamientos para la angina de pecho

Entre todos los tratamientos existentes para tratar la angina de pecho, estos son los más efectivos y útiles según los profesionales.

  • Nitroglicerina: consiste en dilatar las arterias coronarias y con esto el dolor suele reducirse tan solo en unos minutos. El tratamiento es colocar una pastilla debajo de la lengua o usar un spray. Entre los efectos secundarios puede provocar dolor de cabeza.
  • Calcioantagonistas o bloqueantes de los canales del calcio: la misión de este tratamiento es impedir la entrada de calcio en las células del corazón. Al hacer esto, disminuye la tendencia a estrecharse de las arterias coronarias y con ello el corazón realizará un esfuerzo menor y necesitará menos oxígeno.
  • Betabloqueantes: este tratamiento bloquea el efecto que produce la adrenalina en el organismo, es decir, reducirá su efecto sobre el corazón. Con esto el músculo cardíaco tendrá un latido más lento y menos potente, en consecuencia necesitará menos oxígeno y se reducirá la tensión arterial.
  • Cirugía: En los casos en que la angina inestable o la angina estable resistan el efecto de los medicamentos, se puede corregir el taponamiento de los vasos coronarios, o practicando un by-pass o mediante angioplastia coronaria.

¿Qué especialista lo trata?

El cardiólogo es el especialista encargado en tratar este tipo de patología. Antes de diagnosticar la angina de pecho el profesional podría realizar algunas preguntas como estas:

  • ¿Cuándo comenzó a sentir los síntomas?
  • ¿Es dolencia? ¿Sensación de malestar? ¿Nota presión? ¿Opresión en alguna zona? ¿Es fuerte? ¿Nota un pinchazo?
  • ¿Dónde siente el dolor? ¿Aparece en un punto específico o es general?
  • ¿El dolor se extiende hacia el cuello y las extremidades? ¿Cómo y cuándo se inició el dolor? ¿Hubo alguna situación específica que originara el dolor? ¿Comienza progresivamente y aumenta, o comienza de repente?

¿Cuánto tiempo dura?

  • ¿Qué hace que pueda ir a peor? ¿El ejercicio físico? ¿La forma de respirar? ¿Los movimientos del cuerpo?
  • ¿Qué lo hace menos grave? ¿El descanso le ayuda? ¿Respirar profundamente? ¿Estar sentado?
  • ¿Tiene otros síntomas junto con el dolor, como náuseas o mareos?
  • ¿Tiene dificultad para tragar?
  • ¿Suele tener ardor de estómago? (El ardor de estómago puede parecerse a la sensación de angina de pecho)

Vídeos relacionados con Angina de pecho


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.