Tabaquismo (adicción al tabaco)

Dr. José Felipe Coll Klein - Neumología

Publicado el: 13/11/2012

 

Índice

  1. ¿Qué es el tabaquismo?
  2. ¿Qué síntomas presenta?
  3. Causas del tabaquismo
  4. Complicaciones
  5. ¿En qué consiste el tratamiento?
  6. ¿Cómo prevenir el tabaquismo?
  7. ¿Qué especialista lo trata?

 

¿Qué es el tabaquismo?

El tabaquismo es la intoxicación aguda o crónica producida por el consumo adictivo de tabaco. Tiene una alta prevalencia y se sitúa como una de las principales causas de muerte prematura y evitable en los países desarrollados. Solo en España, el tabaquismo produce en la actualidad la muerte prematura de más de 50.000 fumadores.

Entre los fumadores son frecuentes las siguientes enfermedades:

  • Respiratorias, como la laringitis o la bronquitis.
  • Digestivas, como la gastritis o la acidez estomacal (hiperclorhidria).
  • Cardiovasculares, como la arteriosclerosis.
  • Otras como la angina de pecho o el cáncer de pulmón.

De hecho, el tabaquismo se asocia a más de 25 enfermedades. El alquitrán y las nitrosaminas son las sustancias responsables de que la patología tumoral aparezca con mayor frecuencia entre los fumadores.

 

¿Qué síntomas presenta?

El tabaquismo presenta todas las características propias de todo trastorno de dependencia generado por sustancias tóxicas, incluyendo el síndrome de abstinencia que se produce cuando se prescinde de ellas, especialmente de la nicotina. Según avanza el consumo de tabaco, los síntomas respiratorios asociados al humo y a las sustancias tóxicas vinculadas a este, se intensifican. 

Fumar conlleva toda una serie de consecuencias para la salud que afectan al organismo en general. Los síntomas serán más o menos intensos y afectarán de forma particular a cada fumador según la cantidad de tabaco consumido, tiempo y forma. En términos generales, los principales síntomas que manifestará un fumador son:

  • Alteraciones del pulso y la respiración.
  • Diarrea.
  • Vómitos.
  • Vértigo.
  • Fiebre.
  • Frío en las extremidades.
  • En casos muy graves, colapso y parada respiratoria.

 

El tabaquismo se asocia a más de 25 enfermedades

 

Causas del tabaquismo

Las razones que llevan a las personas a fumar tabaco son muy variadas. Algunos de los principales motivos son:

  • Automatismos e influencia del entorno social.
  • Adicción física y psicológica. La nicotina es el principal componente y responsable de la adicción al tabaco. 
  • Situaciones que propician el consumo: después del café, tras el consumo de bebidas alcohólicas o como pasatiempo con los amigos.

 

Complicaciones

El tabaco está asociado a numerosas enfermedades y problemas de salud, entre los que se encuentran:

  • Problemas en el sistema circulatorio y el corazón.
  • Enfermedades pulmonares.
  • Cáncer de pulmón, boca, garganta, esófago, laringe, vejiga, páncreas, riñón, cuelo del útero y algunos tipos de leucemia.
  • Diabetes.
  • Problemas oculares.
  • Infertilidad.
  • Complicaciones durante el embarazo.
  • Enfermedades bucodentales.

Además de las consecuencias que acarrea para el propio fumador, el tabaco también es nocivo para quienes lo rodean. Los no fumadores también presentan riesgo de desarrollar cáncer de pulmón y enfermedades cardíacas.

 

¿En qué consiste el tratamiento?

En la actualidad existen numerosos programas de ayuda para dejar de fumar que contemplan algunos tratamientos complementarios, como la terapia sustitutiva de nicotina en pacientes con alta dependencia física o los antidepresivos. La mejor forma de tratar la adicción al tabaco es autoconvenciéndose de que uno es capaz de dejar de fumar. 

La combinación de apoyo psicológico y realización de ejercicio físico es la mejor forma de enfrentarse a la adicción y abandonar el consumo de tabaco. No obstante, la farmacoterapia también es una opción.

  • Sustitutivos de la nicotina: parches, chicles, inhalador bucal o caramelos para chupar.
  • Bupropion.
  • Lobelina y mecamilamina.
  • Vareniclina.

 

¿Cómo prevenir el tabaquismo?

Tomar conciencia y educar sobre los riesgos para la salud que conlleva el consumo de tabaco es una de las mejores formas de prevención. Es importante ofrecer información sobe las consecuencias del tabaquismo y desarrollar estrategias para evitar o, en todo caso, limitar su consumo. En este sentido, el apoyo de la familia y la escuela es clave para la prevención del tabaquismo.

 

¿Qué especialista lo trata?

El neumólogo será el encargado del tratamiento del tabaquismo, pudiendo también contar con la ayuda del psicólogo. 

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.