¿Controlas o el tabaco te controla?

Escrito por: Dra. María del Carmen Hernández Gracia
Publicado:
Editado por: Cristina Mateo

Pese a la voluntad de muchos por dejar de fumar, no siempre lo consiguen. El tabaco está constituido por una serie de sustancias añadidas, nada naturales, cuyo objetivo es conseguir que la nicotina se absorba de forma rápida y llegue pronto al cerebro y cuando lo hace alcanzamos una sensación de placer que creemos irrenunciable.

 

La verdad es que lo único que conseguimos es generar más y mayor dependencia hacia el tabaco. El diseño de un cigarrillo va encaminado a que una vez fumes uno, luego venga otro y otro y otro y así durante todo el tiempo que dure tu vida.

 

 

El riesgo de padecer enfermedades

 

Las enfermedades que puede producir el tabaco en nuestro organismo son múltiples:

  • Enfermedades cardiovasculares
  • Trastornos reproductivos
  • Enfermedades del aparato digestivo
  • Cáncer: pulmón, laringe, esófago, páncreas, etc.
  • Úlceras pépticat.
  • Baja densidad ósea.

 

Tener voluntad es la pieza clave para dejar de fumar.

 

 

¿Cómo abandonar el círculo vicioso?

 

El primer paso y más importante es querer dejarlo, sin esa decisión firme poco se puede hacer. El segundo es buscar apoyo especializado si creemos que por nosotros mismos no vamos a ser capaces de lograrlo.

 

Este apoyo está encaminado a tratar la dependencia provocada por el tabaquismo, la cual comprende múltiples factores, unos físicos y otros psicológicos, unidos a una serie de comportamientos, muchos de ellos sociales, que nos lleva a perpetuar el consumo.

 

Para tener éxito es fundamental tratar ambos factores.

 

 

¿Cómo es una terapia de deshabituación tabáquica?

 

  1. Primero se valora la situación del individuo en ese momento, lo ideal es realizar una exploración neumológica completa, con espirometría y radiografía, para saber cuál es el punto de partida.
  2. Según dicha exploración se valora si se requiere algún tratamiento específico para mejorar la función pulmonar si está afectada y cuál sería la medicación más óptima para el tratamiento de la dependencia física, para la que existen muchas posibilidades (chicles de nicotina, parches de nicotina, fármacos como el champix…)
  3. Posteriormente, hay que comenzar el tratamiento más importante para tener éxito y evitar recaídas: apoyo psicológico, para lo que el psicólogo utilizará técnicas conductuales encaminadas en el control y desaparición de estímulos que nos lleven a fumar, evitar conductas automáticas que nos inducen a la recaída.

 

También son importantes trabajar técnicas cognitivas que consisten en pautas de entrenamiento encaminadas a aprender a solucionar problemas sin que estos nos lleven al tabaco como equivocado control de nuestra ansiedad, aprender técnicas de autocontrol, parada de pensamientos nocivos que nos metan en un bucle sin salida y entrenamiento en habilidades de afrontamiento de situaciones que nos generen disconfort.

Por Dra. María del Carmen Hernández Gracia
Neumología

La Dra. Hernández Gracia es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de La Laguna y una reputada especialista en Neumología, especializándose en el Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria.

Actual Jefe de Sección y Coordinadora de la Unidad de Gestión de Neumología y Cirugía Torácica del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria, ha ejercido como subdirectora y Directora Médica del mencionado hospital. Raliza sus consultas privadas en la Clínica Respican.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..