Detecta una angina de pecho al momento

Escrito por: Dr. Francisco Picó Aracil
Publicado: | Actualizado: 17/11/2018
Editado por: Carlota Rincón Muñoz

Hablamos de “angina de pecho” para reflejar una sensación de opresión en el centro del pecho, que puede acompañarse de dolor, puede irradiar al brazo izquierdo o a ambos brazos y hombros, a veces puede venir acompañada de náuseas y sudor profuso y sensación de malestar profundo. El Dr. Francisco Picó Aracil explica que los episodios duran pocos minutos, muchas veces se desencadenan por el esfuerzo físico, y el frío los favorece. Si aparecen con el ejercicio, la interrupción del mismo ayuda a su desaparición. Hay casos en los que puede aparecer a media noche, despertando al paciente mientras duerme. Otras veces se presenta justo en el momento de acostarse.

 

¿Por qué duele u oprime el pecho?

El corazón está formado principalmente de músculo estriado, algo distinto del músculo de brazos y piernas, pero especialmente sensible a la falta de riego: la isquemia.

Si el corazón está trabajando más por un ejercicio físico, necesitará un mayor aporte de sangre a través de sus circuitos arteriales, conocidas como las arterias coronarias. En el caso de que exista alguna estrechez en ellas, puede que el flujo sea suficiente para los estados de reposo pero no permita el aumento adecuado al esfuerzo. Lo mismo puede ocurrir si la tensión aumenta mucho, ya que aumenta la demanda de flujo, o si el corazón late muy rápido (taquicardia). Estas dos últimas son las condicionantes del angor de esfuerzo.

Existe también el angor sin enfermedad de las arterias coronarias. Por ejemplo, en la estrechez de la válvula aórtica, lo que dificulta la salida de la sangre desde el ventrículo izquierdo hacia la arteria aorta, donde se originan las coronarias. Si la estrechez de la válvula es severa, no llega bastante sangre a la aorta ni a las coronarias. Además, la estenosis valvular origina aumento de la masa muscular y aumento de demanda de oxígeno. También existe la disfunción endotelial. Las arterias coronarias no son tuberías de cobre, sino conductos musculados recubiertos en su interior por el endotelio, que es capaz de modular el grado de apertura o estrechamiento de las arterias. Además, existe la enfermedad microvascular, en la cual las arterias grandes, epicárdicas, las que recorren el corazón por la superficie externa y son las que mejor se valoran en la coronariografía, están sanas, sin alteraciones, pero las pequeñas ramas, que pueden ser microscópicas y no visibles en el estudio hemodinámico, pueden estar afectadas y no permitir el riego adecuado del miocardio.

Si la angina de pecho aparece con el ejercicio, la interrupción del mismo ayuda a su desaparición 

¿Cómo se sabe si es una angina de pecho?

Las características clínicas deben hacer pensar en la posibilidad de la angina de pecho. Ante una opresión torácica al esfuerzo, que desaparece en menos de 5 minutos con el reposo, hay que consultar con el médico de familia que, si lo considera indicado, valorará la presencia o ausencia de factores de riesgo (historia familiar, tabaquismo, hipertensión, dislipemia, diabetes, obesidad/sedentarismo), realizará un ECG (electrocardiograma) y considerará la opción de derivar al paciente al cardiólogo.

El cardiólogo puede realizar, además de una ecocardiografía que descarte estrecheces de la válvula aórtica y zonas cercanas a ella, un ECG de esfuerzo, con o sin ecocardiograma simultáneo; en caso de enfermedad de las arterias coronarias, la insuficiencia de riego (“insuficiencia coronaria”) originará cambios en el ECG y/o en la forma de contraerse el corazón al esfuerzo. En esos casos, según se severidad y las características del paciente, se iniciará un tratamiento y se puede valorar la conveniencia de un estudio de las arterias coronarias con contraste.

Si la crisis de opresión y/o dolor es intensa, de más de 5 minutos de duración, y acompañada de sudor profuso, náuseas y “angor animi”, lo mejor es acudir directamente a un Servicio de Urgencias o avisar a 112. Los especialistas en Cardiología valorarán posiblemente datos analíticos que incluirán las Troponinas (unas proteínas que se liberan cuando el corazón sufre un episodio isquémico severo). De igual forma, si los episodios se presentan en reposo o son reiterativos, es aconsejable utilizar la vía urgente ante la sospecha de “angina inestable”.

Si el ECG no muestra signos de infarto agudo de miocardio y las troponinas son normales o sin elevación progresiva, es aconsejable realizar ECG de esfuerzo en las primeras 24 horas: su normalidad descartará la enfermedad coronaria con mucha fiabilidad.

Por el contrario, si las troponinas están elevadas o aumentan en las 6 horas siguientes, aunque el ECG no muestre signos de infarto, estaremos ante un Síndrome Coronario Agudo Sin Elevación del ST (SCASEST) (el ST es un segmento del ECG), ante el cual se aconseja hospitalización, medicación antiagregante y/o heparina, estatinas, betabloqueantes a veces y coronariografía en las primeras 48 horas.

 

¿Se puede prevenir la angina de pecho?

La enfermedad arteriosclerótica de las arterias coronarias está muy ligada a los “factores de riesgo” que ya se han mencionado. Los varones y los pacientes con historia familiar muy con problemas coronarios, tiene una mayor propensión, pero es inmodificable.

Sí que podemos actuar sobre el tabaquismo (el principal factor en todos los estudios epidemiológicos), la hipertensión (que es controlable con medicación y dieta adecuada), la diabetes (igualmente tratable para conseguir hemoglobinas glicosiladas inferiores a 6,6), las dislipemias (dieta y estatinas si es necesario), el consumo de drogas, el sedentarismo y/o la obesidad, el estrés… y asegurar un consumo adecuado de frutas y verduras.

Por Dr. Francisco Picó Aracil
Cardiología

El Dr. Picó Aracil es un célebre cardiólogo de la ciduad de Murcia con gran experiencia en el campo de cardiología y coronariografía. Ha sido Jefe de la sección de hemodinámica en el Hospital Universitario Vírgen del Arrixaca durante más de 19 años, además de Jefe del servicio de cardiología del Hospital Santa María del Rosell. Es especialista en cardiología, fisiopatología, angioplastias, síncope, cardiopatías congénitas​, coronariografía y problemas cardiovasculares. Ha realizado la publicación de un libro, así como de diferentes capítulos y artículos en publicaciones tanto de ámbito nacional como internacional.

 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.