Celiaquía


Especialidad de Aparato digestivo

CELIAQUÍA

Tipo: Enfermedad

¿Qué es la celiaquía?

La celiaquía es una enfermedad que se caracteriza por la intolerancia permanente al gluten. Esta sustancia se encuentra presente en el trigo, la cebada, el centeno y la avena. El gluten daña el revestimiento del intestino delgado, provocando que no absorba los componentes necesarios de los alimentos, es decir, sus nutrientes. Se produce en individuos genéticamente predispuestos que padecen atrofia en las vellosidades del intestino delgado.

La enfermedad puede manifestarse en cualquier momento de la vida, desde la lactancia hasta la edad adulta. Las personas con familiares que padecen celiaquía tienen una mayor predisposición a padecerla. Afecta con mayor frecuencia a las mujeres que a los hombres.

¿Qué síntomas presenta?

Dependiendo del grado de intolerancia, se producen unos síntomas u otros. También es posible que no se presente ningún síntoma.

Las manifestaciones más comunes de la celiaquía son: dolor abdominal, gases, indigestión, estreñimiento, disminución o aumento del apetito, diarrea, náuseas, vómitos y pérdida de peso inexplicable. También pueden darse otros problemas como propensión a la formación de hematomas, depresión, ansiedad, fatiga, retraso en el crecimiento de los niños, caída del cabello, dermatitis, úlceras bucales, ausencia de periodos menstruales, sangrado nasal y calambres musculares, entre otros.

Causas de la celiaquía o por qué se produce

Se desconoce la causa exacta de la celiaquía. Cuando las personas con enfermedad celíaca consumen alimentos con gluten, siendo o no conscientes de su enfermedad, su sistema inmunitario causa daño en las vellosidades del intestino. Éstas son incapaces entonces de absorber de forma adecuada el hierro, las vitaminas y los nutrientes.

¿Se puede prevenir?

Al no conocerse la causa de la celiaquía, no hay forma de prevenir su aparición. Sin embargo, es importante tener en cuenta determinados factores de riesgo, como el tener un familiar con este trastorno, para obtener un diagnóstico y tratamiento precoz.

¿En qué consiste el tratamiento?

La celiaquía no se puede curar. El tratamiento a seguir es realizar una dieta libre de gluten de por vida; esto ayuda a que los síntomas desaparezcan y a que sanen las vellosidades en el revestimiento de los intestinos.

Si no se realiza el tratamiento adecuado, se pueden dar determinadas complicaciones como trastornos autoinmunitarios, enfermedad ósea, cáncer intestinal, anemia, infertilidad o enfermedad hepática.

Vídeos relacionados con Celiaquía


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.