Tiroides

¿Qué es la tiroides?

La tiroides es una glándula endocrina ubicada en la parte frontal del cuello, debajo de la manzana de Adán. La tiroides tiene una forma similar a la de una mariposa y es responsable de la producción de hormonas en todo el cuerpo. Las hormonas producidas por la glándula tiroides ayudan a controlar procesos como el consumo de calorías en el cuerpo, la tasa metabólica del cuerpo, así como a regular el desarrollo del cuerpo desde el nacimiento hasta la vejez.

Función de la glándula tiroides

La función de la glándula tiroides es producir, almacenar y liberar hormonas tiroideas, conocidas como T3 (triyodotironina) y T4 (tiroxina), cuyo compuesto básico es la tiroxina. Estas hormonas intervienen en el desarrollo del sistema nervioso y regulan el metabolismo, o la velocidad a la que el cuerpo quema calorías para obtener energía. Estas hormonas se encargan de:

  • Controlar la frecuencia cardíaca y la concentración de colesterol
  • Intervenir en la síntesis de glucógeno y en el uso de glucosa
  • Formar vitamina A
  • Mantener la temperatura corporal
  • Tener un papel gastrointestinal de memoria y de fuerza muscular.

Para realizar todas estas funciones, la tiroides es asistida por otras dos glándulas: la pituitaria, responsable de identificar la cantidad de hormonas tiroideas presentes en la sangre y producir más si es necesario (a través de la secreción de TSH); y el hipotálamo, que libera TRH para que la glándula pituitaria produzca TSH.

Patologías que pueden afectar la tiroides

Existen numerosas enfermedades y trastornos capaces de afectar la glándula tiroides, por lo general, causando la producción excesiva o insuficiente de esas hormonas que el cuerpo necesita. Esto, a su vez, puede causar otros problemas en otras regiones.

Entre los problemas que pueden afectar la tiroides están:

  • Hipertiroidismo: también conocida como tiroides hiperactiva, esta condición ocurre cuando la glándula produce un exceso de hormonas tiroideas. El exceso de hormonas puede causar muchos problemas, como cambios de humor, ansiedad, fatiga y palpitaciones del corazón, por nombrar solo algunos.
  • Hipotiroidismo: a diferencia del hipertiroidismo, el hipotiroidismo ocurre cuando no se producen suficientes hormonas tiroideas, causando síntomas como estreñimiento, sensación de frío, cansancio y dificultad para concentrarse. Si una persona sufre de hipotiroidismo a una edad temprana, esto puede causar problemas de crecimiento, retraso de la pubertad y períodos menstruales irregulares.
  • Bocio: este es el término utilizado para describir una tiroides agrandada y se asocia con un mal funcionamiento de la glándula. En algunos casos, puede causar síntomas como tos, dificultad para tragar e incluso dificultades para respirar.
  • Cáncer de tiroides: al igual que otros órganos y glándulas del cuerpo, la glándula tiroides también es susceptible al cáncer. Es más común en mujeres entre las edades de 25 y 65 años y que sean asiáticas, aunque puede afectar a cualquiera.
  • Tiroiditis: este es el término genérico para la tiroides inflamada. Puede referirse a una serie de afecciones, como la tiroiditis de Hashimoto, la tiroiditis posparto y la tiroiditis subaguda. Todas estas afecciones afectan a diferentes grupos de edad y presentan diferentes tipos de síntomas, aunque el síntoma común está representado por la inflamación de la glándula tiroides.

Tratamientos de enfermedad tiroidea

El tratamiento de un trastorno de la tiroides varía según el tipo de afección. Algunos pueden ser tratados con medicamentos, mientras que otros pueden requerir cirugía. Se pueden recetar medicamentos para corregir los niveles hormonales producidos por la glándula tiroides, con el fin de fomentar una mayor producción de hormonas en caso de hipotiroidismo o limitar la cantidad de hormonas producidas en caso de hipertiroidismo. Si se requiere cirugía, esto generalmente implica extraer parte de la glándula o eliminar parte de la hinchazón o el bocio. El tratamiento quirúrgico para pacientes con cáncer de tiroides da buenos resultados y muchos pacientes se recuperan por completo cuando el cáncer se diagnostica temprano.

Especialista en el tratamiento de enfermedades de la tiroides

El especialista que trata las enfermedades de la tiroides es el endocrinólogo, aunque algunos tratamientos son realizados por especialistas en cirugía general.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..