Hipotiroidismo

¿Qué es el hipotiroidismo?

La glándula tiroides se trata de una glándula ubicada en el cuello cuya función es producir hormonas. Las hormonas producidas por la tiroides controlan varias funciones del cuerpo humano, como por ejemplo cómo se queman las calorías o la velocidad con la que late el corazón.

El hipotiroidismo consiste en un trastorno en el que la glándula tiroides no produce la cantidad suficiente de ciertas hormonas para satisfacer las necesidades corporales.

Pronóstico del hipotiroidismo

El pronóstico de la enfermedad no es muy negativo, puesto que todas aquellas personas diagnosticadas con hipotiroidismo suelen superar sin grandes problemas la enfermedad y logran hacer vida normal.

No obstante, en el caso de que no se trate, puede derivar en algunos problemas de salud como los siguientes:

  • Bocio
  • Problemas de salud mental
  • Problemas de corazón
  • Infertilidad
  • Mixedema
  • Neuropatía periférica
  • Anomalías congénitas

 

Síntomas del hipotiroidismo

En función de la cantidad de deficiencia hormonal existente, la gravedad de los síntomas será variable. No obstante, debe mencionarse que los síntomas de la enfermedad suelen desarrollarse lentamente, por lo que pueden llegar a manifestarse tras varios años.

En un principio, los síntomas del hipotiroidismo son prácticamente imperceptibles, siendo el cansancio o el aumento de peso los principales signos. Conforme el metabolismo se ralentiza, los signos pueden ser más evidentes. Los más habituales son los siguientes:

  • Fatiga
  • Estreñimiento
  • Piel seca
  • Aumento de la sensibilidad al frío
  • Aumento de peso
  • Hinchazón de la cara
  • Ronquera
  • Debilidad muscular
  • Dolor en las articulaciones
  • Sensibilidad y dolor muscular
  • Menstruaciones más intensas de lo normal o irregulares
  • Ritmo cardíaco lento
  • Mala memoria
  • Altos niveles de colesterol en sangre
  • Memoria deficiente
  • Bocio (glándula tiroidea agrandada)
  • Depresión

 

Pruebas médicas para el hipotiroidismo

En el momento en el que un paciente presenta síntomas como una fatiga excesiva, estreñimiento, un aumento de peso o una piel demasiado seca, es posible realizar un análisis de sangre para medir la cantidad de TSH en la sangre.

Causas del hipotiroidismo

Existen varias y diversas causas para que alguien desarrolle hipotiroidismo. Entre ellas, se encuentran las enfermedades de tipo autoinmune, radioterapia, cirugía tiroidea… Los factores más habituales se mencionan a continuación:

  • Enfermedad autoinmune: la causa más habitual de hipotiroidismo se trata de un trastorno autoinmunitario conocido como la tiroiditis de Hashimoto, que se da cuando el sistema inmune produce anticuerpos que atacan a los propios tejidos del paciente.
  • Respuesta al tratamiento para el hipertiroidismo: las personas que producen demasiada hormona tiroidea, es decir, hipertiroidismo, acostumbran a recibir tratamiento con yodo o medicamentos antitiroideos. El objetivo de estos tratamientos es corregir la mala función de la tiroides, aunque a veces corregir el hipertiroidismo puede hacer que se reduzca demasiado la cantidad de hormona producida, lo que origina hipotiroidismo permanente.
  • Cirugía de tiroides: extirpar la glándula o una parte puede disminuir o detener la producción hormonal. No obstante, si se detuviese su producción, sería necesario consumir hormona tiroidea de por vida.
  • Radioterapia: la radioterapia que se utiliza para tratar el cáncer de cabeza y cuello puede hacer que la glándula tiroides se vea afectada y llevar al paciente al hipotiroidismo.
  • Consumo de medicamentos: el consumo de un gran número de medicamentos puede hacer que una persona desarrolle hipotiroidismo.

Otras posibles causas, aunque menos frecuentes, pueden ser:

  • Enfermedad congénita
  • Trastornos de la glándula hipófisis
  • Embarazo
  • Deficiencia de yodo

 

¿Se puede prevenir el hipotiroidismo?

No existe una manera concreta de prevenir o evitar la aparición del hipotiroidismo. Se sabe que es un problema más habitual en mujeres que en hombres, y es más frecuente en mujeres con edades superiores a los 50 años, aunque puede darse también a otras edades. A su vez, se sabe que una persona padecerá más riesgo de tener hipotiroidismo:

  • Existen antecedentes familiares de problema tiroideo
  • Al paciente se le ha aplicado yodo radiactivo o medicamentos anti tiroideos
  • Se ha aplicado radioterapia en el cuello o en la parte superior del cuello
  • Se le ha aplicado una cirugía de tiroides

 

Tratamiento del hipotiroidismo

Para tratar el hipotiroidismo es habitual utilizar la hormona tiroidea sintética levotiroxina, que restaura a niveles adecuados la hormona y revierte o mejora los síntomas del hipotiroidismo.

En el momento en el que se comienza el tratamiento, comenzarán a notarse las mejoras. El medicamento reduce además los niveles de colesterol aumentados por la enfermedad y puede ayudar a revertir el peso ganado. Normalmente, se trata de un tratamiento de por vida.

A su vez, debe tenerse en cuenta que determinar la cantidad o la dosis adecuada puede llevar un tiempo. En primer lugar, se revisarán los niveles de TSH tras seis u ocho semanas Después, se revisarán los niveles en sangre a los seis meses para comprobar que todo es correcto. Debe tenerse en cuenta que una cantidad excesiva de hormona puede provocar insomnio, un aumento del apetito, temblores y palpitaciones…,

 

¿Qué especialista trata el hipotiroidismo?

El especialista en tratar los problemas de tiroides es el Endocrino.