Enfermedades Reumáticas

Especialidad de Medicina interna

¿Qué son las enfermedades reumáticas?

Las enfermedades reumáticas son aquellas que afectan al aparato locomotor. Incluyen más de doscientas enfermedades distintas que, en España, afectan a una de cada cuatro personas mayores de 20 años. Se habla de reuma o de reumatismo para referirse al conjunto de dolores o molestias relacionados con el aparato locomotor.

Entre los más de doscientos tipos de enfermedades reumáticas destacan por ser las más comunes las siguientes:

Pronóstico de la enfermedad

El pronóstico de las enfermedades reumáticas, que tienen una gran prevalencia, puede variar mucho según la patología concreta. De todos modos, el pronóstico suele mejorar en la mayoría de ellas si el paciente cumple las normas rehabilitadores de forma constante. Esto sirve tanto para los reumatismos más graves  como los más leves, ya que si los leves no se tratan a tiempo, pueden volverse crónicos y acabar limitando la vida del paciente.

La artritis reumatoide es una de las doscientas enfermedades reumáticas.
 

Síntomas de las enfermedades reumáticas

Los síntomas varían según la persona y según la patología. No obstante, los síntomas más frecuentes son:

  • Dolor, convirtiéndose a menudo en dolor crónico. El dolor articular es uno de los síntomas principales y puede venir acompañado por inflamación o deformidad.
  • Hinchazón, enrojecimiento y calor en las articulaciones, sobre todo en el caso de la artritis reumatoide.
  • Rigidez matutina de las articulaciones.
  • Fatiga, cansancio, sensación de debilidad y falta de vitalidad.
  • Alteraciones del sueño nocturno.
  • Malestar generalizado.
  • Fiebre.
  • Contracturas musculares.
  • Hormigueo y quemazón cerca de la articulación.
  • Pérdida de la función de una o diversas articulaciones.
  • Movilidad limitada.

Además, determinadas enfermedades reumáticas pueden provocar otros síntomas en diversos órganos o sistemas, como la piel (manchas o heridas), los riñones (sangre en la orina), los ojos (pérdida de visión), los pulmones o el corazón (dolor en el pecho o sensación de falta de aire).

Pruebas médicas para las enfermedades reumáticas

Para el diagnostico de estas enfermedades se realiza un interrogatorio y una exploración física exhaustiva. Además, se evaluaran y valoraran las características del dolor y las articulaciones afectadas. Un análisis de sangre puede ser útil para el doctor.

Otras pruebas como radiografías, ecografías o resonancias magnéticas también pueden servir para confirmar el diagnóstico.

¿Cuáles son las causas de las enfermedades reumáticas?

Puede haber combinación de factores que causen las enfermedades reumáticas. Normalmente responden a determinadas causas:

  • Degenerativas, siendo la más común de ellas la artrosis.
  • Metabólicas, como la gota.
  • Inflamatorias, sin causa conocida clara, pero que provocan inflamación de las articulaciones, como la artritis reumatoide.
  • Inmunológicas.
  • Genéticas, como en el síndrome de hiperlaxitud articular.
  • Infecciosas, como en la fiebre reumática.

¿Se puede prevenir?

Aunque actualmente las enfermedades reumáticas no se pueden prevenir, sí se pueden evitar algunos de los problemas asociados. Así, se recomienda proteger las articulaciones de esfuerzos excesivos y movimientos repetitivos, pero también es importante controlar el peso corporal, llevando hábitos de vida saludables (dieta mediterránea equilibrada y ejercicio físico moderado).

Por otra parte, el diagnóstico precoz es muy importante, ya que puede evitar el empeoramiento de los síntomas, llegando incluso a su remisión.

Tratamientos para las enfermedades reumáticas

El tratamiento de las enfermedades reumáticas incluye una combinación de descanso y relajación, ejercicio moderado, una dieta apropiada, terapias en el agua, terapias de movilización leve, terapia de frío y calor, medicamentos, instrumentos especiales para hacer más cómodo el día a día del paciente (aparatos para ayudar a abrir latas y botes, cremalleras…), férulas o dispositivos ortopédicos y cirugía para restaurar la función de alguna articulación o aliviar el dolor.

La medicación indicada es de lo más variada, siempre enfocada a disminuir los síntomas, ya que hoy por hoy no existe cura. Así, se aconsejan:

  • Analgésicos o analgésicos locales.
  • Antiinflamatorios no esteroideos, para aliviar el dolor.
  • Medicamentos antirreumáticos modificadores de la enfermedad: hacen que el sistema inmunitario disminuya o deje de atacar a las articulaciones.
  • Modificadores de la respuesta biológica.
  • Corticoides.
  • Sustitutos de ácido hialurónico.

¿Qué especialista lo trata?

Las enfermedades reumáticas deben ser tratadas por un médico especialista en Reumatología. Con su experiencia y formación es el más preparados para hacer frente a cualquier enfermedad relacionada con el aparato locomotor.

Vídeos relacionados con Enfermedades Reumáticas


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.