Fiebre reumática

Especialidad de Reumatología

¿Qué es la fiebre reumática?

La fiebre reumática es una enfermedad inflamatoria e inmune que se desarrolla por una infección bacteriana en la garganta o piel llamada estreptocócica, causante también de la faringitis estreptocócica y la fiebre escarlatina. La patología la padecen, sobre todo, niños y afecta a corazón, articulaciones, piel, vasos sanguíneos y cerebro. Los síntomas se presentan entre dos y tres semanas después de haberse producido la infección, que se manifiesta con  inflamación articular, enrojecimiento e impotencia funcional en codos y rodillas. Otros síntomas son nódulos cutáneos, dolor, enrojecimiento o calor en las articulaciones, fiebre, pérdida de peso, cansancio y dolor de estómago. El tratamiento consiste en reposo y la administración de antiinflamatorios y antibióticos.

Pronóstico de la enfermedad

La reaparición de la fiebre reumática es más común en las personas que no toman antibióticos de forma regular, en concreto durante los primeros 3 o 5 años después del primer ataque de la enfermedad. Por otro lado los problemas cardíacos pueden ser graves, sobre todo si se encuentran comprometidas las válvulas del corazón. En algunos casos la fiebre reumática puede llegar a dañar una válvula cardíaca. En este tipo de casos, el especialista puede indicar una operación quirúrgica con el fin de reparar o sustituir la válvula que ha sido dañada.

Tras superar una infección de garganta por estreptococos puede llegar la fiebre reumática
 

Síntomas de la fiebre reumática

Los síntomas de la fiebre reumática pueden variar. El paciente puede padecer algunos o varios síntomas que pueden variar durante el transcurso de la misma. En primer lugar cabe señalar que la aparición de la fiebre reumática aparece después de dos a cuatro semanas después de una infección de garganta por estreptococos. En cuanto a los signos y los síntomas de esta enfermedad pueden ser el resultado de la inflamación del corazón, las articulaciones, la piel o el sistema nervioso central, que pueden incluir:

  • Fiebre
  • Dolor en las articulaciones, con el movimiento y la palpación, con mayor frecuencia en las rodillas, los tobillos, los codos y las muñecas
  • Articulaciones enrojecidas, calientes al tacto o hinchadas
  • Bultos pequeños e indoloros bajo la piel
  • Dolor en el pecho
  • Soplo cardíaco
  • Fatiga
  • Erupción cutánea de aspecto plano o levemente elevado, indolora, con bordes irregulares
  • Movimientos corporales en forma de espasmos e incontrolables, con mayor frecuencia en las manos, los pies y el rostro
  • Comportamiento extraño e inusual, como llorar o reírse de manera inoportuna

Pruebas médicas para la fiebre reumática

El diagnóstico de la fiebre reumática se puede realizar a raíz de diferentes pruebas o según el historial clínico, los resultados del examen físico y otros estudios. A continuación enumeramos las diferentes pruebas que se pueden realizar:

  • Análisis clínicos
  • Electrocardiograma
  • Ecocardiograma

¿Cuáles son las causas de la fiebre reumática?

Una de las causas de la fiebre reumática puede ser la aparición de esta tras superar un episodio de infección de garganta a través de una bacteria del estreptococo del grupo A. Las infecciones en la garganta con este tipo de bacteria produce faringitis estreptocócica, o fiebre escarlatina. Las infecciones en la piel o en otras partes del cuerpo con el estreptococo del grupo A, en pocas ocasiones puede derivar en fiebre reumática. En cuanto a los factores de riesgo que aumentan el riesgo de padecer fiebre reumática son:

  • Antecedentes familiares
  • Tipo de bacteria estreptocócica
  • Factores del entorno

¿Se puede prevenir?

La única forma de prevenir esta enfermedad es realizar un tratamiento adecuado e inmediato para la faringitis estreptocócica o la escarlatina con un ciclo completo de los medicamentos que le recete su especialista.

Tratamientos para la fiebre reumática

El objetivo del tratamiento para la fiebre reumática es la destrucción de la bacteria estreptocócica de grupo A, aliviar los síntomas, controlar la inflamación y evitar la recurrencia. Entre los tratamientos recomendados se encuentran:

  • Antibióticos
  • Tratamiento antiinflamatorio
  • Medicamentos anticonvulsivos

¿Qué especialista lo trata?

El especialista que trata la fiebre reumática es el reumatólogoTop Doctors ofrece al paciente cualquier tipo de información con tal de facilitar la reserva de la cita del paciente. Este podrá elegir el especialista que más se adapte a sus necesidades de manera ‘on-line’.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.