Faringitis

Especialidad de Otorrinolaringología

FARINGITIS

Tipo: Enfermedad

¿Qué es la faringitis?

La faringitis, o dolor de garganta, es la inflamación de la faringe, que está situada entre las amígdalas y la laringe. Esta enfermedad puede ser aguda o crónica. La faringitis aguda suele remitir en una semana y está causada por una infección viral o bacteriana. Provoca dolor de garganta, fiebre, erupción cutánea, enrojecimiento de la faringe, hinchazón de los ganglios linfáticos, dolor de cabeza y dificultad para deglutir. La faringitis crónica afecta a aquellas personas que por constitución tienen la mucosa de la faringe débil.

La mayoría de los casos suelen darse durante los meses más fríos. La enfermedad con frecuencia se propaga entre los miembros de la familia y contactos cercanos.

¿Qué síntomas presenta?

El principal síntoma de la faringitis es el dolor de garganta. Otros síntomas son fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y articulares, erupción cutánea e inflamación en los ganglios linfáticos en el cuello.

Causas de la faringitis o por qué se produce

La faringitis está causada por la hinchazón de la parte posterior de la garganta, conocida como faringe. La mayoría de las veces se debe a resfriados, gripe, virus coxsackie o mononucleosis.

¿Se puede prevenir?

Para prevenir la faringitis se debe evitar el contacto con las secreciones faríngeas mediante, por ejemplo, el uso de guantes por parte del dentista. También es importante lavarse las manos y evitar compartir tazas o utensilios para comer con personas enfermas.

¿En qué consiste el tratamiento?

Dependiendo del origen de la infección, el tratamiento consiste en la administración de antibióticos o de medicamentos para aliviar los síntomas. También es importante hacer reposo, beber líquidos calientes y hacer gárgaras.

El tratamiento de la faringitis crónica busca aliviar los síntomas y se basa en evitar los ambientes adversos y los factores que empeoran la patología. Cuando se presenta de manera reiterada o provoca complicaciones graves, el paciente puede requerir cirugía.

Si no recibe el tratamiento adecuado, puede derivar en una infección de oído, sinusitis o absceso periamigdalino.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.