Latigazo cervical

Especialidad de Fisioterapia

¿Qué es el latigazo cervical?

El latigazo cervical es una lesión en la zona cervical de la columna vertebral, que afecta en particular a los ligamentos, músculos y vértebras del cuello. Se produce como resultado de movimientos bruscos y violentos del cuello, primero hacia atrás y luego hacia delante, modificando así el movimiento natural que el cuello realiza normalmente. En el mejor de los casos el dolor pasa en pocas semanas, pero en los casos de hernias de disco la enfermedad también puede volverse crónica. El ejemplo clásico de lesión por latigazo cervical es el de los accidentes de tráfico, pero la lesión también puede producirse al practicar deportes de contacto como el boxeo o el karate o a causa de agresiones.

¿Cuáles son los síntomas del latigazo cervical? 

Los síntomas del latigazo cervical generalmente comienzan a sentirse en 24 horas, una vez descargada la adrenalina producida por el cuerpo después del accidente. Los síntomas más frecuentes son:

  • Dolor, dolor de cuello y dificultad para moverse
  • Migraña con mareos, náuseas y a veces incluso visión borrosa

En los casos más graves es posible que también se produzcan:

Un accidente de tráfico puede provocar un latigazo cervical
 

¿Se puede prevenir?

Al ser causada por un hecho repentino, es difícil prevenir el latigazo cervical por completo. Sin embargo, es recomendable mantenerse físicamente activo con ejercicios que tonifiquen los músculos de la espalda y el cuello. Si los músculos están en forma será más fácil volver a una condición óptima. Además, para evitar movimientos bruscos hacia atrás durante un accidente de coche, resulta útil ajustar el reposacabezas para que se ajuste cómodamente.

¿Cuáles son las pruebas médicas para el latigazo cervical?

Para diagnosticar el latigazo cervical, se realizan las siguientes pruebas:

  • La radiografía de la zona cervical detecta posibles fracturas
  • Tomografía computarizada o TAC para una mayor precisión de la observación
  • Resonancia magnética que detecta problemas en los nervios o tejidos blandos

Tratamientos para el latigazo cervical 

El latigazo cervical se cura con tratamiento basado en analgésicos para aliviar el dolor y con relajantes musculares para deshacer la contracción muscular. También se asocia con el uso de un collarín cervical especial que inmoviliza el cuello durante los primeros días. Dos semanas después de la curación es aconsejable iniciar la rehabilitación con ejercicios para fortalecer y estirar los músculos y reeducar el cuello para realizar los movimientos que normalmente realizaba.

Vídeos relacionados con Latigazo cervical


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.