Insuficiencia renal


Especialidad de Medicina interna

¿Qué es la insuficiencia renal?

La insuficiencia renal se produce cuando los riñones sufren alguna lesión y no funcionan correctamente, por lo tanto pueden acumularse desechos peligrosos en el organismo que provocan una elevación de la presión arterial. El cuerpo retiene el exceso de líquidos y no produce los glóbulos rojos necesarios, esto es la insuficiencia renal. En el caso en el que los riñones fallen necesitará tratamiento para sustituir las funciones que hacen de forma regular. La diálisis y el trasplante renal son los tratamientos existentes que pueden solucionar la enfermedad. Sin embargo cada método tiene puntos a favor y en contra, dependiendo del tratamiento elegido el paciente deberá cambiar su estilo de vida por completo, es decir alimentación, ejercicio físico y la rutina diaria entre otras. Existen dos tipos de insuficiencia renal

  • Insuficiencia renal aguda (IRA): las funciones renales se alteran de forma súbita y se manifiesta habitualmente a través de tres funciones, la depurativa, la regulación del volumen de líquidos y la regulación de la composición de iones.
  • Insuficiencia renal crónica (IRC): este tipo de insuficiencia renal se caracteriza por la falta de síntomas hasta que los efectos se agravan potencialmente. Es importante realizar un diagnóstico previo de la enfermedad porque los tratamientos no tendrán el efecto deseado en un estado avanzado de la insuficiencia renal.
El cuerpo retiene el exceso de líquidos y no produce los glóbulos rojos necesarios, esto es la insuficiencia renal
 

Pronóstico de la enfermedad

La enfermedad es potencialmente mortal y puede necesitar una forma de tratamiento intensivo; aunque los riñones pueden funcionar pasadas unas semanas o meses tras haberse realizado el tratamiento más adecuado. En otros casos, se puede presentar insuficiencia renal crónica o enfermedad renal terminal. Existe un mayor riesgo de muerte cuando la insuficiencia renal viene precedida por una cirugía, traumatismo o infección grave en un paciente con cardiopatía, una enfermedad pulmonar o un reciente accidente cerebrovascular. Existen otros factores que pueden que pueden aumentar el riesgo de muerte entre ellos: la edad avanzada, una infección, pérdida de sangre del tubo digestivo y que la insuficiencia renal avance progresivamente en el paciente.

Síntomas de la insuficiencia renal

La insuficiencia renal avanza lentamente y en ocasiones los síntomas no se manifiestan hasta que se alcanza un estado avanzado de la misma. Durante la etapa terminal de la enfermedad, próxima a la insuficiencia renal, se pueden experimentar algunos síntomas causados por la acumulación de deshechos y liquido extra en tu cuerpo.

Si los riñones comienzan a fallar se pueden notar los siguientes síntomas:

  • Comezón
  • Calambres musculares
  • Náuseas o vómitos
  • No sentir hambre
  • Hinchazón de los pies y los tobillos
  • Exceso de orina o no orinar lo suficiente
  • Dificultad para respirar
  • Problemas para dormir

En el caso en que el paciente padezca una insuficiencia renal aguda, este notará uno o más de estos síntomas:

  • Dolor abdominal
  • Dolor de espalda
  • Diarrea
  • Fiebre
  • Hemorragias de nariz
  • Erupción
  • Vómitos

Pruebas médicas para la insuficiencia renal

Una gran cantidad de pacientes pueden mostrar una inflamación generalizada a causa de la retención de líquidos. El médico puede explorar al paciente y escuchar un soplo cardíaco, crepitaciones en los pulmones o indicios de inflamación del revestimiento del corazón al auscultar el corazón y los pulmones a través del estetoscopio. Los resultados de las pruebas pueden variar en cuestión de pocos días o 2 semanas y algunas de estas pruebas son:

  • BUN
  • Depuración de la creatinina
  • Creatinina en suero
  • Análisis de orina

El especialista también puede realizar una ecografía abdominal con el fin de diagnosticar la insuficiencia renal, otra prueba es la tomografía computarizada abdominal o también la resonancia magnética del abdomen que puede revelar si el paciente padece una obstrucción de las vías urinarias. Las pruebas sanguíneas pueden ayudar a diagnosticar algunas causas que provocan la insuficiencia renal. Por otro lado la gasometría arterial y el análisis bioquímico de la sangre pueden revelar acidosis metabólica.

Causas de la insuficiencia renal

A continuación se describen tanto causas como factores de riesgo de la insuficiencia renal. En primer lugar es necesario decir que hay numerosas causas de los posibles daños a los riñones como:

  • Necrosis tubular aguda (NTA)
  • Enfermedad renal autoinmunitaria: síndrome nefrítico agudo o nefritis intersticial
  • Disminución del flujo sanguíneo debido a presión arterial muy baja, lo cual puede ser a causa de: quemaduras, deshidratación, hemorragia, lesión, shock séptico, enfermedad grave y cirugía.
  • Trastornos que generan coagulación dentro de las vías sanguíneos del riñón como: síndrome urémico hemolítico, púrpura trombocitopénica idiopática (PTI), hipertensión maligna, reacción a transfusión o esclerodermia
  • Infecciones que causan lesiones directas al riñón como: la pielonefritis aguda y la septicemia
  • Complicaciones del embarazo como: el desprendimiento prematuro de placenta o placenta previa
  • Una obstrucción de las vías urinarias.

¿Se puede prevenir?

Es difícil prevenir o predecir la insuficiencia renal. Sin embargo se puede reducir el riesgo cuidando la salud renal siguiendo estos consejos.

  • Prestar atención a las etiquetas de los analgésicos de venta libre: Tomar medicamentos en exceso como aspirina, paracetamol e ibuprofeno, puede aumentar el riesgo de sufrir insuficiencia renal grave. Si el paciente padece alguna enfermedad renal, diabetes o presión arterial la toma de estos medicamentos puede agravar el riesgo de sufrir insuficiencia renal.
  • Ayuda médica para evitar los problemas renales. En el caso de que el paciente sufra alguna enfermedad renal o algún trastorno que puede incrementar el riesgo de sufrir una insuficiencia renal, como la diabetes o la presión arterial. La mejor prevención es respetar el tratamiento y seguir los consejos médicos para reducir los efectos de la enfermedad.
  • Intentar llevar un estilo de vida sano. Realizar una vida activa con una dieta equilibrada y ausencia de alcohol puede ayudar a prevenir una futura insuficiencia renal en el paciente.

Tratamientos para la insuficiencia renal

Si el paciente padece insuficiencia renal y su vida corre peligro necesitará recibir un tratamiento de diálisis o un trasplante de riñón para salvar la vida. Actualmente no se conoce ninguna cura para la insuficiencia renal, sin embargo muchos afectados han alargado su esperanza de vida gracias a la diálisis o tras recibir un trasplante de riñón. El especialista médico será el encargado de analizar el mejor tratamiento para su situación. Existen otros tratamientos como

  • Hemodiálisis: este tratamiento utiliza una máquina para limpiar la sangre del paciente y se puede realizar en un centro de diálisis o en el domicilio del paciente.
  • Diálisis peritoneal: este otro tratamiento utiliza el revestimiento del abdomen llamado el peritoneo y una solución llamada dializado de limpieza que consigue limpiar la sangre. Además la diálisis peritoneal se puede realizar desde el domicilio del paciente o en el trabajo en el caso de que no se pueda acudir a un centro médico.
  • Trasplante de riñón: el trasplante de riñón consiste en conseguir un riñón sano de otra persona. Este órgano puede provenir de un donante vivo o un ser fallecido. El nuevo riñón puede encargarse de las funciones que los riñones naturales del paciente hacían anteriormente.
  • Tratamiento médico: esta es la alternativa que existe si el paciente prefiere no comenzar un tratamiento de diálisis o un trasplante de riñón. A través del tratamiento médico se puede tratar la insuficiencia renal y ayudar al paciente a vivir mejor hasta que su cuerpo deje de funcionar. Es importante destacar que a través del tratamiento médico no es una cura ante la insuficiencia renal y el paciente no sobrevivirá.

¿Qué especialista lo trata?

El especialista médico que se encarga de cuidar los riñones y las vías urinarias está denominado como Nefrólogo. Este profesional se encarga de conocer si los riñones están afectados y estudiar la causa del problema, el grado de infección y recomiendan cuidados y tratamientos con el fin de frenar el alcance de la enfermedad. Por otro lado cuando el Nefrólogo observa que los riñones no funcionan correctamente y no pueden eliminar las toxinas, inician la terapia de diálisis. En el caso de padecer algún síntoma que pueda indicar que el paciente sufre insuficiencia renal puede consultar en Top Doctors cuál es el especialista médico que mejor se adapta a sus necesidades.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.