Cupping

¿Qué es el cupping?

También conocido como ventosaterapia o vacuoterapia, el cupping es una terapia de recuperación muscular que proviene de la medicina tradicional china. Mediante la aplicación de ventosa, se trata de una técnica que permite abrir los conductos del organismo por donde fluye la energía, proporcionando beneficios similares a los de la acupuntura.

Existen diferentes tipos de cupping:

  • Masaje: se realiza un masaje deslizando la copa de un lado del cuerpo a otro, previa aplicación de aceites o lociones corporales.
  • Ventosa fija: se utiliza con el objetivo de tratar zonas concretas del cuerpo, colocando la ventosa en determinados puntos.
  • Aplicación y extracción de la ventosa: este tipo de cupping se utiliza solamente en la espalda. Se aplica la ventosa y se extrae a los pocos segundos.
  • Sangrado con ventosa: se aplica una ventosa durante tres minutos en una zona congestionada para realizar una incisión. De esta manera, sale una pequeña cantidad de sangre y permite descongestionar la zona.

¿Por qué se realiza?

Se utiliza con el objetivo de tratar diferentes problemas como pueden ser los siguientes, entre muchos otros:

  • Migraña
  • Enfermedades reumáticas: artritis y fibromialgia
  • Infertilidad
  • Problemas psicológicos: ansiedad y depresión
  • Alteraciones sanguíneas: hemofilia y anemia
  • Enfermedades dermatológicas: acné y eccema
  • Asma
  • Alergias
  • Hipertensión

¿En qué consiste?

Esta terapia consiste en aplicar una serie de copas o un vaso sobre la piel haciendo vacío, de manera que haga la función de ventosa. Esto permite estimular el flujo sanguíneo de la zona que se va a tratar.

Se colocan sobre la piel, facilitando la circulación de la sangre por la zona, lo que permite oxigenar los músculos. Así mismo, aplicar estas ventosas permite abrir los poros y estimular la circulación linfática.

Preparación para el cupping

Previamente, para aplicar la técnica, se quema un algodón humedecido con alcohol y se introduce dentro de la copa o vaso, de manera que ésta se calienta a alta temperatura, porque así se puede eliminar el aire interior y hacer el efecto de vacío cuando se coloca sobre la zona a tratar.

Cuidados tras la intervención

El tratamiento cupping tiene una serie de efectos secundarios, de manera que los cuidados después de la intervención van destinados a revisar esos efectos adversos en caso de que sean graves.

Entre los efectos adversos del cupping se encuentran el riesgo de aparición de:

  • Hematomas, que desaparecen en una semana
  • Ampollas en la piel
  • Una succión prolongada

Alternativas a este tratamiento (otros tratamientos más avanzados)

Una alternativa del tratamiento de auriculoterapia es la acupuntura que, en algunos casos, son dos técnicas que se complementan.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..