Acné

Especialidad de Dermatología infantil

 

¿Qué es el acné?

El acné es una enfermedad cutánea muy común que suele aparecer durante la adolescencia o juventud en el 85% de los casos. Se caracteriza por la aparición de espinillas (granos). Estas espinillas se forman porque los folículos pilosos que se encuentran debajo de la piel están tapados, por lo que se inflaman y se produce una infección del poro folicular.

Aunque el acné puede afectar a cualquier persona, lo habitual es que afecte principalmente a adolescentes y a adultos jóvenes, tal y como se ha comentado antes. Existen algunas formas especiales de acné, como el acné ocupacional, que puede afectar a personas adultas que están expuestas a determinados productos industriales. También puede darse acné en recién nacidos o acné inducido por fármacos, que lo padecen aquellas personas que ingieren determinados medicamentos como, por ejemplo, los corticoides orales.

¿Qué síntomas presenta?

Los síntomas del acné pueden manifestarse de diferentes maneras. De hecho, algunos pacientes pueden padecer varios de estos síntomas. Entre los principales síntomas destacan:

  • Quistes
  • Costras con erupciones en la piel
  • Pústulas
  • Cicatrices en la piel
  • Enrojecimiento alrededor de las erupciones de la piel
  • Espinillas negras
  • Protuberancias pequeñas y rojas

Causas del acné o por qué se produce

Se desconoce la causa exacta de por qué se produce acné, aunque en la mayoría de los casos tiene relación con los cambios hormonales, tales como los que ocurren durante la adolescencia, la menstruación o el embarazo. Otras causas pueden ser que las glándulas segreguen sebo en exceso, el uso de algunos cosméticos y productos para el cabello graso, la administración de algunos fármacos y la sudoración excesiva.

En ocasiones se afirma que el chocolate o las comidas grasas pueden producir acné, pero no hay evidencias que lo demuestren. El estrés no produce acné, pero sí puede empeorarlo.

¿Se puede prevenir?

Aunque no hay una manera de prevenir el acné, sí que se pueden tener ciertos cuidados con la piel para reducir la cantidad y la gravedad de las lesiones. Lo principal es lavar la piel a diario para evitar el exceso de grasa y quitar las células muertas de la piel. Una vez se detectan los primeros síntomas, se han de utilizar productos de higiene, hidratación y tratamientos adecuados.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento para el acné depende de la extensión de la enfermedad y de la gravedad de las lesiones. Los especialistas aconsejan iniciar un tratamiento de forma temprana para intentar evitar las posibles cicatrices.

El tratamiento puede ser a base de medicamentos y/o cremas.

Vídeos relacionados con Acné


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.