Carcinoma de células basales

Especialidad de Dermatología

¿Qué es el carcinoma de células basales?

El carcinoma de células basales es el tipo más frecuente de cáncer de piel, en el cual quedan afectadas las células de la capa más inferior de la epidermis. Existen tres tipos de células en la piel:

  • Células escamosas: se encuentran en la parte externa de la epidermis y se van desprendiendo a medida que se regenera la piel. También pueden ser afectadas por un carcinoma, aunque es menos frecuente.
  • Células basales: estas células se encuentran en la parte interna de la epidermis y se van dividiendo constantemente para reemplazar a las células escamosas que se van desprendiendo de la piel, y finalmente acaban convirtiéndose en células escamosas.
  • Melanocitos: son las células productoras de la melanina, sustancia de bloqueo solar que permite que la piel se broncee. Estas células protegen las capas más profundas de la piel.

Aproximadamente ocho de cada diez cánceres de piel son de este tipo, que afectan a las células basales. Aparecen sobre todo en la cara y el cuello, y crecen lentamente.

Pronóstico de la enfermedad

Como sucede con muchos otros tipos de cáncer, es una enfermedad grave que requiere tratamiento. Si no se trata, puede producir metástasis y extenderse a áreas colindantes y afectar a otros tejidos, huesos y órganos.

Por otra parte, es un tipo de cáncer de piel que crece muy lentamente, por lo que tiene un buen pronóstico de curación con un diagnóstico temprano.

Síntomas del carcinoma de células basales

Al ser un carcinoma de lento crecimiento, es posible que no presente síntomas durante mucho tiempo. En cambio, los síntomas que puede presentar es un aspecto distinto en la piel, como:

  • Protuberancia en la piel.
  • Región de la piel nacarada, cerosa, muy pálida, rosada o de color marrón.
  • Parche de piel rojo escamoso.
  • Lesión que sangra con facilidad.
  • Llaga o cicatriz persistente.
Carcinoma células basales | Top Doctors
El carcinoma de células basales puede mostrarse como una zona de color marrón, rosada, más pálida o incluso escamosa
 

Pruebas médicas para el carcinoma de células basales

El especialista dermatólogo realizará un examen físico para observar las zonas sospechosas de carcinoma. Para determinar el diagnóstico se realizará una biopsia, la cual consistirá en extraer una muestra de piel afectada para analizar sus células en un laboratorio.

¿Cuáles son las causas del carcinoma de células basales?

La mayoría de carcinomas de células basales se dan por la exposición al Sol, en zonas que han sido expuestas a la luz solar u otro tipo de radiación ultravioleta. Suele darse a partir de la mediana edad, por la acumulación de daño solar en la piel, pero también puede aparecer en personas jóvenes que han sobreexpuesto su piel al Sol.

Por otra parte, son más propensas a presentar un carcinoma de células basales las personas que cumplen o varias de las siguientes características:

  • Piel muy pálida, pecosa o con muchos lunares
  • Pelo rubio o pelirrojo
  • Ojos claros: azules o verdes
  • Antecedentes familiares de cáncer de piel
  • Múltiples quemaduras solares o exposición al Sol
  • Fumadores
  • Otras enfermedades de la piel
  • Tener un sistema inmunológico débil

¿Se puede prevenir?

El carcinoma de células basales puede prevenirse evitando la exposición solar o a la radiación ultravioleta. La mejor prevención es evitar la exposición solar excesiva y las quemaduras.

Utilizar una crema con factor de protección solar es fundamental para evitar los daños que el Sol provoca en la piel.

Por otra parte, al ser un carcinoma de lenta evolución puede prevenirse mediante un diagnóstico precoz. Para ello, se recomienda un examen dermatológico anual, donde se observarán las lesiones pigmentadas y su evolución.

Tratamientos para el carcinoma de células basales

El tratamiento del carcinoma dependerá de su localización y grado de evolución:

  • Extirpar la zona afectada por el carcinoma, utilizando puntos de sutura para unir la piel.
  • Raspado de las células cancerosas, con posterior electrodesecación para destruir las restantes.
  • Criocirugía para congelar las células cancerosas y destruirlas.
  • Aplicación de tratamientos tópicos.
  • Cirugía de Mohs: extirpación de las capas de la piel afectadas.
  • Terapia fotodinámica: trata las células cancerosas mediante luz, en carcinomas no muy profundos.
  • Radioterapia o quimioterapia: pueden ser necesarias, sobre todo en casos de cáncer que se han diseminado a otras partes del cuerpo.

¿Qué especialista lo trata?

El dermatólogo es el especialista encargado de diagnosticar las patologías cutáneas, y será quién determinará el carcinoma. En función del grado y avance de la enfermedad, es probable que el paciente requiera un tratamiento de radioterapia o quimioterapia con el especialista oncólogo.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.