Carcinoma de Células Escamosas

Especialidad de Dermatología

¿Qué es el Carcinoma de Células Escamosas?

El Carcinoma de Céuluas Escamosas (CCE) es el segundo cáncer de piel más frecuente de todos. Tiene la apariencia de duraderos parches rugosos, escamosos, gruesos, que pueden sangrar si se rascan, arañan o reciben un golpe. Son similares a verrugas o llagas abiertas con relieve en el borde y una superficie costrosa. Las personas de piel clara, cabello claro y ojos azules o grises son los que más opciones tienen de sufrir este tipo de cáncer. Por otro lado, las personas de piel oscura son menos propensas que las de piel clara a padecer un CCE, aunque todos los tipos de piel son vulnerables. 

Tratamiento del Carcinoma de Células Escamosas

Muchos de los cánceres de piel de células escamosas se localizan y se tratan en las primeras etapas, momentos en los que pueden ser extirpados o destruidos con métodos de tratamiento local. Generalmente los cánceres de células escamosas menores pueden ser curados con estos tratamientos. Otros cánceres de células escamosas mayores resultan más difíciles de tratar, y los cánceres que tienen un crecimiento rápido tienen un mayor riesgo de reaparecer. 

En remotas ocasiones, los cánceres de células escamosas pueden transmitirse a los ganglios linfáticos o a diferentes partes del cuerpo. Si se da esta situación, puede ser necesario administrar tratamientos como radioterapia, quimioterapia o ambas.

Algunos síntomas cel Carcicoma de Células Escamosas pueden ser manchas rojas o tener el aspecto de verrugas
 
  • Cirugía

Existen diferentes tipos de cirugía para tratar los cánceres de piel de células escamosas

  • Escisión: se extirpa el tumor junto con un margen pequeño de piel normal para tratar los cánceres de células escamosas.
  • Legrado y electrodesecación: este método resulta útil en el tratamiento de los cánceres de células escamosas menores, esta no se recomienda para tumores más grandes.
  • Cirugía de Mohs: Esta operación es especialmente útil para tratar los cánceres de células escamosas de más de 2 cm de ancho o con bordes poco definidos, para aquellos cánceres que han reaparecido después de otros tratamientos, para un cáncer que se extiende a lo largo de los nervios debajo de la piel y para un cáncer localizado en ciertas áreas de la cara o área genital.
  • Radioterapia

En ocasiones la radioterapia es una buena opción para pacientes que padecen grandes tumores, específicamente en áreas en las que es difícil realizar una cirugía o para pacientes que no pueden someterse a cirugía. Este tratamiento no se utiliza tanto como el tratamiento inicial en pacientes más jóvenes debido al posible riesgo de problemas a largo plazo.

  • Crioterapia

La criocirugía se emplea en algunos cánceres de células escamosas en etapas iniciales, concretamente en personas que no pueden someterse a cirugía, pero no se recomienda para tumores invasivos más grandes, ni para tumores en ciertas partes de la nariz, orejas, párpados, el cuero cabelludo o las piernas.

Síntomas del Carcinoma de Células Escamosas

Los cánceres de células escamosas tienden a aparecer en las áreas del cuerpo expuestas al sol,tales como la cara, las orejas, el cuello, los labios y el dorso de las manos. También pueden aparece, aunque con menor frecuencia, en la piel del área genital. En otras ocasiones pueden surgir en cicatrices o llagas de la piel que aparecen en otras zonas del cuerpo.

Los cánceres pueden aparecer de las siguientes formas:

  • Manchas rojas que son ásperas o escamosas y que pueden sangrar o crear costra.
  • Crecimientos elevados, en ocasiones con un área inferior en el centro.
  • Llagas abiertas que no se curan o que se curan y regresan.
  • Crecimientos parecidos a verrugas.

Pruebas del Carcinoma de Células Escamosas

Si el paciente detecta una zona de su cuerpo anormal que podría ser cáncer de piel, su médico la examinará y puede encargar la realización de pruebas para determinar si se trata de un cáncer o de otro problema de piel. Además se pueden hacer otras pruebas si existe una probabilidad de que el cáncer de piel se ha extendido a otras áreas del cuerpo.

  • Antecedentes médicos y examen físico: el especialista preguntará al paciente sobre los síntomas. Querrá saber cuándo apareció la primera marca en la piel, si ha cambiado de tamaño o aspecto, si ha causado dolor o sangrado. También puede preguntar si en el pasado el paciente estuvo expuesto a condicionantes que pueden causar cáncer de piel y si algún miembro de su familia ha padecido este cáncer.
  • Biopsia de piel: en el caso de que el médico sospeche de que se trata de un cáncer de piel, se extraerá el área y se enviará a un laboratorio para observarla con detenimiento. Si la biopsia remueve el tumor por completo, a menudo esto basta para curar los cánceres de células escamosas y los cánceres de células basales sin necesidad de otro tratamiento.
  • Biopsia de los ganglios linfáticos: es difícil que el cáncer de piel de células basales o esacamosas se propague fuera de la piel, pero de hacerlo, este afecta primero a los ganglios linfáticos adyacentes. Si su médico nota que los ganglios linfáticos bajo la piel y cercanos al tumor, están muy grandes o muy duros, puede organizar la realización de una biopsia de los ganglios linfáticos para saber si el cáncer se ha propagado a ellos.

Prevención del Carcinoma de Células Escamosas

El cáncer de piel de células escamosas se puede detectar en sus fases iniciales, y así puede ser más fácil tratarlo.

  • Autoexamen de la piel: muchos médicos recomiendan a sus pacientes que se examinen la piel si puede ser una vez al mes. La mejor forma de hacer el autoexamen de la piel es en una habitación muy luminosa frente a un espejo de cuerpo entero. En las áreas más difíciles de ver, como la parte trasera de los muslos, se puede utilizar un espejo de mano.
  • Examen por un profesional de la salud: algunos médicos y otros profesionales sanitarios realizan exámenes de piel cuando realizan revisiones médicas rutinarias. Los exámenes periódicos de la piel son muy importantes para las personas que tienen un alto riesgo de cáncer de piel, como las personas con inmunidad reducida o personas con afecciones, como el síndrome de células basales o xeroderma pigmentoso.

¿Qué especialista lo trata?

El dermatólogo es el especialista encargado en tratar el Carcinoma de Células Escamosas. Top Doctors ofrece a los pacientes al mejor especialista según sus preferencias o cobertura médica.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.