Trastornos de la coagulación

Especialidad de Hematología

¿Qué son los trastornos de la coagulación? 

Normalmente el cuerpo forma un coágulo de sangre para detener las hemorragias. Para que esto ocurra es necesario que el cuerpo disponga de plaquetas y proteínas que se denominan factores de coagulación. Si el paciente sufre un trastorno de coagulación quiere decir que no dispone de suficientes factores de coagulación o que estos no funcionan correctamente.

Los trastornos de coagulación suelen ser consecuencia de otras enfermedades, pero también pueden ser hereditarios o ser el efecto secundario de algunos medicamentos. Normalmente, los trastornos de coagulación incluyen:

  • Defectos adquiridos de la función plaquetaria
  • Defectos congénitos de la función plaquetaria
  • Deficiencia de la proteína C o S de forma congéntia
  • CID (Coagulación Intravascular Diseminada)
  • Deficiencia del factor II de coagulación
  • Deficiencia del factor V de coagulación
  • Deficiencia del factor VII de coagulación
  • Deficiencia del factor X de coagulación
  • Deficiencia del factor XII de coagulación
  • Enfermedad de Glanzmann
  • Hemofilia tipo A
  • Hemofilia tipo B
  • Hemofilia tipo C (deficiencia del factor XI)
  • Púrpura trombocitopénica idiopática (PTI)
  • Enfermedad de Von Willebrand (tipos I, II y III)

¿Qué síntomas presentan?

Los síntomas de los trastornos de coagulación dependerán del trastorno hemorrágico en sí y de la gravedad del caso. Normalmente incluyen:

  • Sangrado en articulaciones y músculos
  • Hematomas que aparecen fácilmente
  • Sangrado intenso
  • Sangrado abundante durante la menstruación
  • Hemorragias nasales que no pueden detenerse
  • Sangrado excesivo durante las operaciones
  • Sangrado en el cordón umbilical tras el parto

Causas de los trastornos de la coagulación o por qué se producen

En la coagulación normal de la sangre intervienen plaquetas y hasta 20 proteínas plasmáticas distintas, que son los factores de coagulación. Éstos interactúan con otros químicos para formar la fibrina, una sustancia que detiene el sangrado. Cuando faltan algunos factores de coagulación o están bajos, puede haber problemas, impidiendo el correcto taponamiento de la hemorragia.

Algunos de los trastornos de coagulación tienen una causa hereditaria, pero otros se pueden desarrollar por:

  • Enfermedades como deficiencia de vitamina K
  • Enfermedad hepática grave
  • Tratamientos que utilizan medicamentos anticoagulantes
  • Uso prolongado de antibióticos

 

¿Se pueden prevenir?

La prevención depende del trastorno de la coagulación específico. El experto en Hematología será quien se encargue del estudio previo y diagnóstico, para poder observar si puede prevenirse.

¿En qué consiste el tratamiento?

Aunque el tratamiento depende del tipo de trastorno de la coagulación, puede incluir:

  • Reposición del factor de coagulación que sufre déficit
  • Transfusión de plasma fresco congelado
  • Transfusión de plaquetas

problemas de coagulación

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.