Punción medular

Especialidad de Hematología

¿Qué es una punción medular?

La punción medular, conocida también como aspiración medular consiste en un procedimiento que permite la extracción muestras de la médula ósea, presente en el interior de algunos huesos.

La médula ósea está formada por una parte sólida y otra líquida, extrayéndose en la punción o aspiración tejido líquido, mientras que el tejido más sólido se extraería mediante una biopsia de médula. Ambas pruebas conforman el conocido como estudio de médula.

¿En qué consiste una punción medular?

La punción o aspirado medular se lleva a cabo de forma ambulatoria. Normalmente, la muestra medular se extrae a través del esternón o de la pelvis. La extracción se lleva a cabo de la siguiente forma:

  • Se higieniza la piel en la que se realizará la punción y se inyecta un analgésico para anestesiar la zona y la superficie del hueso. Si es necesario, también se puede utilizar un sedante para facilitar la relajación al paciente.
  • Una vez comienza la punción, se inyecta una aguja especial en el hueso. Esta aguja está formada por un tubo que viene pegado a su superficie, con el cual se puede succionar y obtener la muestra líquida, que fluirá por el tubo.
  • Una vez realizada, se retira la aguja y se aplica presión en la zona de la punción. Posteriormente, se colocará un vendaje protector sobre la piel.
La extracción de líquido medular puede provocar dolor agudo, aunque durante poco tiempo
 

¿Por qué se realiza una punción?

La realización de una punción medular permite la obtención de información detallada sobre el estado de la médula, así como de la presencia de glóbulos en la sangre, es decir, glóbulos blancos, rojos y plaquetas.

Esta prueba puede solicitarse en aquellos casos en los que los resultados de una analítica sanguínea muestran resultados anormales o no proporciona la información suficiente sobre aquello que se quiere diagnosticar o determinar.

La punción se puede hacer para diagnosticar una enfermedad o un trastorno de la médula o de los glóbulos de la sangre, para determinar en qué estado se encuentra una enfermedad, para controlar el metabolismo, así como los niveles de hierro y para observar o controlar el avance del tratamiento de una enfermedad.

A su vez, también se utiliza para diversos trastornos. Alguno de ellos son los siguientes:

  • Anemia
  • Trastorno de glóbulos sanguíneos: leucopenia, leucocitosis, trombocitopenia, trombocitosis, pancitopenia, polictemia
  • Cáncer de sangre y de médula. Leucemia, linfoma y/o mieloma
  • Hemocromatosis
  • Fiebre cuyo origen es desconocido

Preparación para la punción medular

Normalmente, la punción medular se lleva a cabo de manera ambulatoria y sin una preparación especial. Sin embargo, el especialista encargado e supervisar el caso debe conocer si el paciente toma algún medicamento o suplemento, ya que algunos pueden aumentar el riesgo de que se produzca un sangrado en estos casos.

A su vez, en aquellos casos en los que el paciente no tolere el dolor o sienta excesivos nervios de cara a la prueba, el médico puede administrarle un sedante.

¿Qué se siente durante la punción medular?

Durante el procedimiento, el paciente notará un pinchazo y, en el caso de que se aplique un analgésico, una ligera sensación de ardor. Conforme avanza la aguja, el paciente notará cierta presión, y en el momento en el que comience la extracción, notará una sensación de succión, normalmente dolorosa, aunque durante un periodo breve de tiempo.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.