Problemas de cicatrización

¿Qué son los problemas de cicatrización?

Una herida es una lesión que puede deberse a traumatismos contusos o contantes que dañan la piel, los músculos, nervios, vasos sanguíneo o la grasa subcutánea. Esa herida tenderá a iniciar un proceso de cicatrización.


La cicatrización consiste en un proceso biológico donde los tejidos vivos se encargan de curar y reparar las heridas del cuerpo. Consiste en cuatro etapas:

  • Hemostasia: se encarga de detener el sangrado.
  • Formación de la costra: busca sellar la herida.
  • Regeneración de matriz elástica: se ha creado una piel más fina una vez la costra se ha caído.
  • La remodelación: se forma el tejido definitivo parecido al que existía con anterioridad.


Aun así, en numerosas ocasiones la herida no llega a cicatrizar correctamente o demanda más tiempo de lo habitual.

Pronóstico de la enfermedad

Si la infección se trata a tiempo no tiene por que haber complicaciones graves. Pero no prestar atención a una herida sin cicatrizar puede provocar que la infección se propague pudiendo llegar a provocar una infección sistémica o gangrena.

En el peor de los casos, la forma de frenar la infección suele ser la amputación.

Síntomas de los problemas de cicatrización

Las heridas tienden a infectarse con bacterias, lo que impide que pueda sanar correctamente. Hay que ir vigilándola para evitar que se propague por el cuerpo o vaya a peor.

Una herida que no está cicatrizando correctamente puede tener los siguientes síntomas:

  • Secreción amarilla
  • Mal olor
  • Dolor
  • Hinchazón y enrojecimiento
  • Cambio en el tamaño de la herida
  • Fiebre

¿Cuáles son las causas de los problemas de cicatrización?

Existen diversas razones por las cuales una herida puede no cicatrizar son:

  • Patologías sistémicas como la diabetes, enfermedades del colágeno.
  • Presencia de cuerpos extraños como una astilla o un pedazo de vidrio.
  • Enfermedades vasculares arterial o venosa. Es importante ya que existe el riesgo de necrosis o gangrena.
  • Zonas de difícil cicatrización (zona de movimiento constante, áreas de apoyo humedad…).
  • Edad
  • Medicación que retrasa el proceso normal de cicatrización.
  • No se hace una buena limpieza de la herida.
  • Es debido a una mordedura de un animal o ser humano.

¿Se puede prevenir?

Prevenir problemas de cicatrización requiere sobre todo de higiene y atención:

  • Lavar la herida de inmediato con agua y jabón.
  • Aplicar pomada antibiótica o desinfectar
  • Mantener la herida limpia y seca durante las primeras 24 horas.
  • Cubrir la herida con un apósito de gasa y cambiarla regularmente.

Tratamientos para los problemas de cicatrización

El tratamiento dependerá del grado y tipo de infección. El médico puede recomendar antibióticos orales o en forma de pomada.


Si existe una acumulación de pus, deberán abrir la herida para facilitar su salida.
En casos extremos de gangrena puede requerirse una intervención quirúrgica.

¿Qué especialista lo trata?

Puede acudir al médico de cabecera o a un dermatólogo.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..