Fiebre de origen desconocido

Especialidad de Medicina interna

¿Qué es la fiebre de origen desconocido?

Una fiebre de origen desconocido (FOD) es una fiebre de al menos 38.3 °C, que perdura más de tres semanas o que ocurre a menudo sin ninguna explicación.

¿Cuáles son los diferentes tipos de fiebre de origen desconocido?

Existen cuatro clasificaciones de la fiebre de origen desconocido:

  1. FOD clásica: Es una fiebre inexplicable que dura tres semanas. Las infecciones o neoplasmas como la leucemia pueden ser la causa. Otros trastornos que pueden afectar al tejido conectivo también pueden ser la causa.
  2. Infección nosocomial: Las personas suelen tener fiebre como consecuencia de una hospitalización trás haber sido ingresadas por causas independientes a la fiebre y más tarde es cuando empiezan a sufrir la fiebre inexplicada. Las causas más comunes pueden ser la embolia pulmonar, la sinusitis, la trombosis venosa profunda y la tromboflebitis séptica (una inflamación que afecta a las venas).
  3. Inmunodeficiencia: Se produce en personas con sistemas inmunológicos comprometidos y significa que tienen un mayor riesgo de padecer infecciones. Por lo general,  produce un sistema inmunológico deficiente trás un tratamiento de quimioterapia.
  4. VIH: la propia enfermedad puede causar fiebre y también hace que las personas sean más propensas a contraer infecciones que pueden causar fiebre.
Existen cuatro clasificaciones de la fiebre de origen desconocido
 

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas típicos de la fiebre de origen desconocido son:

  • Fiebre superior a 38.3 ° C en adultos o 37.5 ° C en niños
  • Sudoración
  • Escalofríos
  • Dolores de cabeza
  • Dolores en el cuerpo o en las articulaciones
  • Cansancio
  • Erupciones en la piel
  • Tos y dolor de garganta.

¿Cómo se diagnostica una FOD?

Una fiebre tiene que persistir lo suficiente como para que se clasifique como FOD. En primer lugar, el médico preguntará al paciente si ha estado fuera del país, si ha estado expuesto a algún tipo de tóxico medioambiental o si ha cambiado su entorno cotidiano. También le preguntará sobre los antecedentes médicos familiares del paciente de enfermedades como el linfoma.

Se realizan análisis de sangre y exámenes físicos, ya que los análisis de sangre pueden detectar ciertas afecciones, mientras que la piel es examinada  en busca de signos de erupciones o de ictericia. Los cultivos de sangre, orina y esputo se analizan en busca de bacterias y de hongos causantes.

Si el médico detecta un soplo cardiaco o sospecha de una posible endocarditis, puede requerir una ecocardiografía para evaluar el corazón. Se pueden requerir radiografías de tórax para controlar los pulmones.

Tratamiento para la FOD 

El tratamiento para la fiebre de origen desconocido depende de la causa. En casos en los que no haya rastros de una causa subyacente, se pueden emplear medicamentos antiinflamatorios no esteroideos y antihistamínicos, ya que estos medicamentos ayudan a reducir la fiebre.

Las personas cuyas fiebres provengan de una deficiencia inmunológica, pueden ser tratadas con antibióticos de amplio espectro. Las infecciones son responsables de entre el 20 y el 40 por ciento de la FOD. Aquellas personas que tengan fiebre asociada al VIH y que son tratadas con fármacos antivirales.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.