Hipertermia Oncológica

¿Qué es la hipertermia oncológica?

La hipertermia oncológica es un tipo de tratamiento contra el cáncer mediante el cual se expone el tejido del cuerpo a altas temperaturas (de hasta 113°F o 45°C). Se utiliza como complemento de los tratamientos clásicos del cáncer como la radioterapia, quimioterapia y cirugía.

Aunque es una técnica jóven, está reconocida por gran parte de la comunidad científica.
 

¿Por qué se realiza la hipertermia oncológica?

Este tratamiento está indicado para tumores malignos de cualquier zona y en cualquier estadio, pero su utilidad fundamental se centra en cánceres avanzados y metastásicos.

Aunque se puede usar como monoterapia, es decir, como tratamiento único, en aquellos pacientes que no quieren someterse a las terapias convencionales; se suele usar como complemento a otras terapias, por ejemplo, aplicándose antes de radioterapia, se sensibilizan los tejidos a tratar, mientras que aplicándose después de la quimioterapia, se potencian los efectos.

 
 


 

¿En qué consiste la hipertermia oncológica?

Consiste en aplicar un campo térmico que se centra en la zona donde se ubica el tumor maligno, provocando que el tumor se “sensibilice” y sea menos resistente a los otros tratamientos oncológicos clásicos y, por tanto, incrementando las posibilidades de éxito de los mismos.

Esta técnica es totalmente indolora y no tiene ninguna contraindicación ni efectos secundarios. Se realiza en sesiones de 45-90 minutos en intervalos de 48 horas durante cuatro semanas aproximadamente, aunque el tratamiento estándar consiste en tres sesiones semanales de una hora de duración durante un mes.

Cuidados tras el tratamiento

Los beneficios de esta terapia son obvios, ya que es un tratamiento rápido y limpio, con resultados visibles a muy corto plazo. Además, no presenta efectos secundarios y, si es necesario, puede repetirse sin ninguna limitación al cabo de un intervalo de tiempo específico.

En general, el tratamiento es muy bien tolerado por los pacientes, especialmente en los tumores cerebrales y tumores de la cabeza y cuello. Algunos pacientes sienten una sensación de presión en la zona tratada de forma transitoria.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..