Hernia

¿Qué es una hernia?

El término hernia hace referencia al escape de un órgano, o una parte de este, de la cavidad natural que lo contiene a través de un área debilitada. Los tipos más frecuentes de hernia son:

  • Hernia inguinal
  • Disco herniado
  • Hernia femoral
  • Hernia umbilical
  • Hernia hiatal
  • Hernia incisional

¿Cuáles son los síntomas?

Una hinchazón es el signo más típico de la presencia de una hernia. Pueden causar dolor o malestar al realizar actividades cotidianas normales, al permanecer de pie por un largo tiempo o realizar esfuerzos físicos. A veces, en las hernias que todavía están en una fase inicial, se siente dolor mientras la hinchazón aún no es evidente. Si nota cualquiera de estos síntomas, lo mejor es consultar a un especialista para no descuidar la hernia y evitar que aumente de tamaño y se produzcan complicaciones, como la " hernia estrangulada".

 

Causas de la hernia o por qué ocurre

La hernia es causada principalmente por una combinación de debilidad y presión en una cierta banda muscular: esta presión hace que el órgano sea empujado a través de la abertura del músculo. Puede ser una debilidad congénita o desarrollada a lo largo de los años. Otras causas que pueden favorecer la debilidad son un esfuerzo excesivo, como levantar objetos pesados, diarrea o estreñimiento, tos continua, sobrepeso o fumar.

¿Cuál es el tratamiento?

La formación de una hernia no puede revertir por sí sola o con la ayuda de medicamentos. Para tratarla es necesaria una operación quirúrgica dependiendo del tipo de hernia que se va a tratar. La operación se lleva a cabo en modo ambulatorio con anestesia local y, a partir de la primera semana, el sujeto puede volver a realizar sus actividades diarias normales.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..