Fisura anal

Especialidad de Aparato digestivo

¿Qué es una fisura anal?

Una fisura anal (fisuras) es un desgarro o grieta en el revestimiento del canal anal (ano), que causa un dolor extremo durante los movimientos intestinales. Las fisuras anales pueden afectar a todo el mundo, desde a hombres y mujeres hasta a jóvenes y ancianos. Es la causa más común de sangrado rectal en la infancia. Una fisura suele producirse al defecar heces duras o grandes durante una defecación. También pueden producirse espasmos en el anillo muscular en el extremo del ano.

¿Cuáles son las causas de una fisura anal?

Las causas comunes de una fisura anal incluyen heces grandes, estreñimiento, esfuerzo intenso durante las defecaciones, diarrea crónica, inflamación del área anorrectal y tras el parto. Las causas menos comunes de las fisuras anales son el cáncer anal, el VIH, la tuberculosis, la sífilis y el herpes

Los principales síntomas de la fisura anal es un dolor intenso en el ano durante y después de la defecación
 

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de una fisura anal son:

  • Dolor, a veces puede ser inteso durante las defecaciones.
  • Dolor tras defecar.
  • Aparece sangrado en las heces o en el papel higiénico.
  • Escozor e irritación en la piel alrededor del ano.
  • Un desgarro visible en la piel alrededor del ano.
  • Un pequeño bulto en la piel cerca de la fisura anal.

¿Cuál es el tratamiento para una fisura anal? 

Una fisura anal a menudo se cura en pocas semanas si las heces se mantienen suaves mediante el aumento de la ingesta de fibra y líquidos. Darse un baño tibio de 10 a 20 minutos a diario, especialmente tras ir al baño ayuda a relajar el esfínter y lo sana. El  médico puede recomendar cremas anestésicas tópicas para aliviar el dolor. Una inyección de Botox (toxina botulínica tipo A) puede paralizar el músculo del esfínter anal y ayudar a relajar los espasmos. Los medicamentos para la presión arterial también pueden ayudar a relajar el esfínter.

¿Cómo prevenir una fisura anal?

La prevención del estreñimiento, puede ayudar a prevenir una fisura anal. El estreñimiento puede prevenirse mediante la ingesta de alimentos ricos en fibra, bebiendo agua y haciendo ejercicio regularmente para evitar hacer un esfuerzo intenso durante las defecaciones.

Factores que aumentan el riesgo de sufrir una fisura anal 

  • Infancia— Los expertos no están seguros de la razón, pero muchos bebés padecen  fisura anal durante el primer año de vida.
  • Envejecimiento—  A medida que un adulto envejece, disminuye la circulación y el flujo sanguíneo en el área rectal.
  • Estreñimiento—El esfuerzo al tratar de defecar con intensidad puede aumentar el riesgo de un desgarro.
  • Parto— Las fisuras anales son comunes en las mujeres después de dar a luz.
  • Enfermedad de Crohn— La enfermedad inflamatoria intestinal produce inflamación crónica del tracto intestinal, esto hace que el revestimiento del recto sea vulnerable a una rotura.
  • Sexo anal.

Vídeos relacionados con Fisura anal


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.