Criocirugía

Dra. María del Pilar Arévalo Bermúdez - Dermatología

Publicado el: 13/07/2015

 

Índice

  1. ¿Qué es la criocirugía?
  2. ¿Por qué se realiza la criocirugía?
  3. ¿En qué consiste la criocirugía?
  4. Preparación para la intervención
  5. Cuidados tras la criocirugía
  6. Alternativas a este tratamiento

 

¿Qué es la criocirugía?

La criocirugía, también llamada crioterapia, es un tipo de cirugía que utiliza temperaturas extremadamente frías para tratar lesiones cutáneas benignas o malignas. En la mayoría de los casos se utiliza nitrógeno líquido, que alcanza temperaturas muy bajas, congelando las células instantáneamente y causando su destrucción.

Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo y rápido. Rara vez requiere anestesia y tiene buen resultado cosmético.

 

La criocirugía utiliza temperaturas heladas
para destruir tejidos anormales

 

 

¿Por qué se realiza la criocirugía?

La criocirugía tiene indicaciones en lesiones precancerosas, como las queratosis actínicas, que al matar estas células se evita que se conviertan en cancerosas. También, en cáncer de piel en etapa temprana y en lesiones benignas como:

 

¿En qué consiste la criocirugía?

El agente congelador se coloca sobre la piel por pulverización abierta con un aerosol o por contacto. En general, se utilizan uno o dos ciclos de congelación, con descongelación espontánea entre ellos.

La temperatura objetivo en las lesiones malignas es más baja (o fría) que para las benignas, por lo que se requiere un tratamiento más intenso. Para evitar sentir dolor o molestias, se puede aplicar de antemano un anestésico en la piel.

 

¿Cómo prepararse para la criocirugía?

La preparación dependerá del tipo de criocirugía. Para los tratamientos externos en la piel, se requiere poca preparación; una aplicación de un antiséptico local y, en casos de lesiones de mayor tamaño, se puede recurrir a la anestesia tópica o local.

Se puede utilizar en pacientes embarazadas y en aquellos con marcapasos o desfibriladores automáticos

No debe ser usada en pacientes con sensibilidad al frío.

El efecto adverso más frecuente es la hipopigmentación del área tratada, debido a la mayor sensibilidad de los melanocitos a las bajas temperaturas. Otras complicaciones inusuales son cicatricesretracciones o daños de la matriz ungueal.

 

Cuidados posteriores a la criocirugía

La criocirugía, generalmente, se realiza como un procedimiento ambulatorio, lo que significa que se puede volver a casa el mismo día de la cirugía.

La formación de ampollas y costras es lo habitual, con una curación entre 1 y 3 semanas.

Los cuidados de la herida son mínimos en las lesiones pequeñas, requiriendo solo limpieza con agua y jabón, y la utilización de un antiséptico. En lesiones de mayor tamaño se puede requerir el uso de pomadas cicatrizantes y de la colocación de un apósito.

 

Alternativas a este tratamiento

La criocirugía a menudo se elige para los casos que están en una etapa temprana. Los cánceres en etapas avanzadas o con enfermedad diseminada se tratarán de manera más invasiva con cirugía, quimioterapia y/o radioterapia.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.