Marcapasos

¿Qué es una operación de colocación de marcapasos?

Un marcapasos es un pequeño dispositivo que se implanta bajo la piel la altura de los pectorales. Este pequeño aparato percibe los latidos del corazón y, si observa irregularidades, envía una señal para hacerlo latir a un ritmo adecuado.

Está compuesto por un generador, que funciona con pilas, y unos alambres que se conectan al corazón. Las pilas deben cambiarse cada 15 años aproximadamente.

Existen diferentes tipos:

  • Marcapasos de cámara individual. Emite impulsos eléctricos al ventrículo derecho del corazón.
  • Marcapasos de doble cámara. Emite impulsos eléctricos al ventrículo derecho y a la aurícula derecha del corazón.
  • Marcapasos biventricular. Se recomienda en personas con insuficiencia cardíaca. Estimula las cámaras inferiores del corazón (ventrículos derecho e izquierdo).

¿Por qué se coloca un marcapasos?

Se utiliza para todas aquellas personas con problemas cardiacos que padecen de arritmias, taquicardias, insuficiencia cardíaca o han sufrido algún ataque al corazón.

Los síntomas de un latido excesivamente lento pueden ser los siguientes:

  • Mareos
  • Fatiga
  • Episodios de desmayos
  • Dificultad para respirar

¿En qué consiste?

El marcapasos busca imitar la acción del sistema eléctrico natural del corazón. El generador es el encargado de regular la frecuencia de impulsos del corazón y los electrodos son los que envían los impulsos eléctricos necesarios para tener un ritmo cardíaco correcto.

La implantación del marcapasos requiere de un procedimiento quirúrgico que consiste en una pequeña incisión en el lado izquierdo, justo debajo de la clavícula. El médico coloca las derivaciones a través del corte ayudándose por imágenes de rayo X en vivo.

Preparación para el marcapasos

El doctor realizará diversas pruebas médicas con el objetivo de esclarecer la causa del ritmo cardíaco irregular. Puede ser a través de un electrocardiograma, monitorio Holter, ecocardiograma o una prueba de esfuerzo.

Una vez el paciente llega a la consulta, se le colocará una vía intravenosa en el antebrazo o en la mano, administrándosele un medicamento relajante para que se sienta más cómodo.

En el caso de que sea necesario, se le rasurará el lado del pecho izquierdo. Durante el procedimiento el paciente puede sentir algo de frío, aunque podrá cubrirse con paños estériles. Los brazos deberán estar sujetos, ya que durante el procedimiento no deben moverse.

Cuidados tras la intervención

Por norma general, el paciente debe pasar la noche en el hospital para que el equipo de cardiólogos pueda controlar el ritmo cardiaco, y una vez superada la noche se comprobará si electrodos y generador están funcionando de forma correcta.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..