Enfermedades cardiovasculares: el marcapasos

Escrito por: Dr. Álvaro González Rocafort
Publicado: | Actualizado: 11/11/2019
Editado por: Nicole Márquez

Según la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades cardiovasculares son la causa de muerte más común en el mundo. Entre este conjunto de trastornos del corazón y sus vasos sanguíneos se encuentran las arritmias.

 

El marcapasos es un dispositivo electrónico que controla y monitoriza la actividad eléctrica del corazón y genera impulsos en el mismo. Consta de un generador (pila) que manda los impulsos y unos cables que transmiten la información.

 

¿Cómo se coloca el marcapasos?

 

El generador se implanta en diferentes sitios, dependiendo de la edad del paciente. En adultos, se sitúa en debajo de la clavícula en la parte superior del tórax (marcapasos endovenosos), mientras que en niños pequeños es en la pared anterior y superior del abdomen (marcapasos epicárdicos). La batería es de larga duración pero hay que cambiarla cada 10 años.

 

¿Qué diferencia hay entre el marcapasos endovenoso y el epicárdico?

 

El modo endovenoso es la técnica más frecuente. Tal como su nombre indica, el cable se introduce por una vena, generalmente axilar, subclavia o cefálica, para alcanzar el corazón contactando con las paredes musculares auriculares o ventriculares.

 

En el modo epicárdico se implantan los electrodos en la superficie externa del corazón (aurícula o ventrículo derecho) accediendo a mediante una pequeña incisión subesternal (Ver fotografía). Esta técnica se utiliza cuando el paciente es pequeño (menor de 15kg) y sus venas son muy pequeñas como para poder introducir los electrodos.

 

Implante de los electrodos en la superficie externa del corazón. 

 

¿Cuándo hay que poner un marcapasos?

 

Cada caso es único según la gravedad, la causa, los síntomas, la edad o el tipo de arritmia. Si un paciente sufre arritmias lentas, por norma general, precisa de un marcapasos. Deben llevar marcapasos los pacientes:

  • Con disfunción sinusal, arritmias lentas y con cardiopatía congénita
  • Con algún tipo de bloqueo auriculoventriculares de mal pronóstico tipo Mobitz II, avanzado o completo.
  • Con bloqueos auriculoventriculares congénitos que tengan síntomas o que, cumplan condiciones especiales (disfunción ventricular, pausas prolongadas entre los latidos…)
  • Con cardiopatías congénitas con bloqueo auriculoventricular que padezcan un compromiso hemodinámico.
  • Pacientes operados de cardiopatías congénitas que desarrollen un bloqueo auriculoventricular postoperatorio (bloqueo de segundo grado, avanzado o completo) y que persista más de 7-10 días desde la cirugía.

 

¿Qué riesgos conlleva el marcapasos?

 

La implatación de un marcapasos se considera una operación sencilla de bajo riesgo (0,4%), así como el recambio del generador. Al realizar la extracción de los cables disfuncionantes endocavitarios el riesgo se incrementa (1%), al igual que al extraer la pila y los cables conjuntamente (2%).

 

¿Qué estilo de vida puedes llevar con un marcapasos?

 

Un niño con marcapasos puede hacer una vida normal, incluyendo numerosas actividades. No hay problema a la hora de realizar deportes, incluso aquellos con movimientos bruscos de brazos. Se recomienda evitar los deportes de contacto para prevenir golpes en el marcapasos.

 

No hay ningún tipo de problema para poder viajar en cualquier medio de locomoción. Hay que tener en cuenta que para conducir tiene que pasar un mes tras la operación y disponer de un informe médico positivo cada dos años.

 

Todo tratamiento con láser puede ser utilizado siempre y cuando no se aplique sobre la zona donde se encuentra el implante.

 

¿Qué puede interferir en el marcapasos?

 

Por lo general, los dispositivos no suelen interferir en los marcapasos. Aun así se hace una serie de recomendaciones:

 

  • No permanecer junto a campos electromagnéticos intensos (como transformadores eléctricos de alta potencia, hornos industriales de inducción…).
  • No utilizar maquinaria percutora (taladros en modo percutor, etc.)
  • No usar mantas eléctricas o gadgets de electroestimulación
  • No acercar un imán al marcapasos
  • En los detectores de seguridad de los comercios puede haber pequeñas interferencias, pero no supone ningún problema.
  • Los detectores de metales de aeropuertos y bancos no suponen ningún problema para el dispositivo, pero puede activar las alarmas (se recomienda llevar consigo la tarjeta del marcapasos y comunicarlo previamente).
  • A nivel hospitalario, está contraindicado someterse a diatermia (las llamadas corrientes) o a la tomografía de emisión de positrones (PET). A la hora de realizar una Resonancia Magnética se recomienda avisar al profesional en cuestión.

 

Por Dr. Álvaro González Rocafort
Cirugía Cardiovascular infantil

El Doctor Álvaro González Rocafort se doctoró en Medicina en la Universidad Complutense de Madrid. En la actualidad es el Jefe de Cirugía en la Unidad de Cardiopatías Congénitas del Hospital HM Montepríncipe, en el que ha realizado múltiples cirugías complejas con éxito.

El Dr. González Rocafort tiene más de diez años de experiencia en Cirugía Cardiovascular Infantil y ha ejercido en varios centros médicos de España como: el Hospital Clínico San Carlos, Hospital Ramón y Cajal, Hospital Materno-Insular de Gran Canaria, Hospital La Paz, Hospital Clínico San Carlos entre otros.

Asimismo, ha publicado de artículos especializados tanto en ámbito nacional como en internacional y en centros americanos.

Puedes consultar su perfil en Cirugía Cardíaca.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..