Taquicardia ventricular

¿Qué es la taquicardia ventricular?

La taquicardia ventricular es un tipo de arritmia o trastorno del ritmo cardíaco donde las señales eléctricas anormales en los ventrículos (compartimentos o cámaras inferiores del corazón) hacen que lata demasiado deprisa y fuera de sincronía con las contracciones de las aurículas o compartimentos superiores.

Dicha aceleración y falta de coordinación puede significar que las cámaras del corazón no tienen suficiente tiempo para llenarse del todo de sangre antes de bombearla. Esto significa que no se bombea suficiente sangre en el cuerpo y, por lo tanto, tampoco hay suficiente oxígeno.

Fotografia con el icono o símbolo de un desfibrilador - taquicardia ventricular - by Top Doctors

Pronóstico de la enfermedad

En los casos más graves, los ataques de taquicardia ventricular pueden derivar en una fibrilación ventricular donde se pierde coordinación entre los ventrículos cuando entran en contacto rápidamente. Esto puede provocar un paro cardíaco, que puede llegar a ser letal si no se trata inmediatamente.

Síntomas de taquicardia ventricular

Los síntomas más comunes de la taquicardia ventricular son:

  • Falta de aliento o disnea.
  • Sensación de mareo.
  • Palpitaciones.
  • Ansiedad.
  • Dolor en el pecho.
  • Pulso acelerado.
  • Dificultad al respirar.
  • Hipotensión.
  • Síncope.

Pruebas médicas para la taquicardia ventricular

Los exámenes y pruebas más comunes para detectar una taquicardia ventricular son:

¿Cuáles son las causas de la taquicardia ventricular?

La taquicardia ventricular se produce porque existe un problema con las señales eléctricas que controlan el momento en que los ventrículos se contraen para bombear la sangre, lo cual puede deberse a diversos motivos:

  • Desequilibrio electrolítico.
  • Abuso de sustancias o drogas, especialmente la cocaína.
  • Algunos medicamentos.
  • Demasiada ingesta de cafeína.
  • Daño en el músculo cardíaco y/o las vías eléctricas como consecuencia de otras afecciones cardíacas, como, por ejemplo, miocardiopatía, enfermedad coronaria, cardiopatías congénitas o ataques cardíacos previos.
  • Las personas con diabetes o hipertensión tienen más riesgo de sufrir una taquicardia ventricular.
  • Los pacientes con antecedentes familiares de enfermedades cardíacas también tienen más probabilidades de sufrir un ataque de estas características.
  • Personas que son grandes bebedoras y fumadoras también tienen más riesgo.

¿Se puede prevenir?

Puede reducirse el riesgo de sufrir una taquicardia ventricular si se controlan algunos factores de riesgo secundarios, manteniendo algunos hábitos de vida saludables:

  • Hacer ejercicio de manera regular.
  • Evitar el tabaco, las drogas y el consumo excesivo de bebidas alcohólicas.
  • Llevar una dieta saludable, con una reducción en el consumo de carne roja y grasas, aumentando la ingesta de fruta y verdura.

Tratamientos para la taquicardia ventricular

Normalmente si el paciente ha sufrido una taquicardia ventricular durante algún tiempo, o si ha empeorado, se utilizará un tratamiento de emergencia llamado cardioversión eléctrica. Funciona de manera similar a la desfibrilación: utiliza una descarga eléctrica programada para restaurar el ritmo cardíaco y que vuelva a la normalidad.

Si el paciente sufre un paro cardíaco durante la taquicardia, antes de que esta pueda tratarse, se empleará un desfibrilador.

Cuando la frecuencia cardiaca esté bajo control el especialista podrá recomendar algunos medicamentos, tales como bloqueadores de los canales de calcio, antiarrítmicos (para mantener el ritmo normal) o betabloqueantes. En cualquier caso, siempre deberá indicarlo el médico y no se debe automedicar.

Los episodios futuros pueden prevenirse con los siguientes tratamientos:

  • Ablación con catéter. Consiste en pasar un tubo muy delgado a través de un vaso sanguíneo y hasta el corazón, donde un electrodo empleará calor, frío o radiofrecuencia para extirpar los tejidos defectuosos o las vías eléctricas.
  • Desfribrilador conversor implantable. Se trata de un pequeño dispositivo que se implanta en el corazón. Este aparato detecta cuando el ritmo cardíaco se vuelve anormal y produce un pequeño shock para normalizarlo.
  • Cirugía cardíaca, que se lleva a cabo en casos excepcionales donde otras opciones no son posibles o no han funcionado previamente.

¿Qué especialista lo trata?

El especialista que trata las taquicardias ventriculares es el cardiólogo. Él decidirá qué pruebas y tratamientos son necesarios y los más adecuados en casa caso.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..