Cirugía de columna

Especialidad de Traumatología

¿Qué es la cirugía de columna?

La cirugía de la columna consiste en llevar a cabo una cirugía con el fin de corregir posibles anomalías de carácter estructurales.

Y es que las lesiones de la espalda, y más concretamente las de la columna vertebral se han convertido en un problema que cada vez afecta a más personas. El paso de los años, los accidentes, los sobreesfuerzos y las malas posturas en el día a día son causas del problema.

La cirugía de columna permite descomprimir, movilizar los elementos, fijar estructuras vertebrales y sustituirlos. La cirugía de la espalda es una opción a tener en cuenta en el momento en el que tratamientos conservadores no han funcionado y el dolor sigue siendo persistente e impide el desarrollo de una vida normal. Existen diversos tipos de cirugía de espalda:

  • Disectomía: consiste en extraer la parte herniada del disco para acceder al nervio inflamado y aliviar su irritación.
  • Laminectomía: se retira el hueso que cubre las vértebras y se agranda, para aliviar la presión originada en una estenosis.
  • Fusión: la fusión espinal consiste principalmente en unir dos huesos —o más— de la columna. Con ello se puede aliviar el dolor dando estabilidad a una fractura o simplemente para eliminar el dolor que se inicia con el movimiento de las vértebras, que pueden degenerar o lesionar alguno de los discos vertebrales.
  • Implante de disco: como alternativa a la fusión está el implante de un disco, aunque no se puede utilizar en todas las personas.

 ¿Por qué se realiza la cirugía de columna?

La cirugía de columna se lleva a cabo con el fin de corregir patologías de la columna vertebral que causan un dolor en el paciente. La cirugía de la espalda se utiliza para aliviar el dolor y/o el entumecimiento que se asocia a este dolor, que en muchas ocasiones se irradia hacia otras zonas de la espalda, brazos y piernas.  

Normalmente, el origen del dolor de espalda y de columna está en la compresión de un nervio dentro de la misma. Los nervios se pueden comprimir por varios motivos. Un ejemplo serían los problemas en los discos, como por ejemplo una hernia, que puede acabar presionando demasiado una vértebra contra el nervio. En ocasiones, la osteoartritis genera un exceso de hueso en la columna vertebral.

¿En qué consiste la cirugía de columna?

Existen distintas opciones de intervenir la columna. Son las siguientes:

Fusión

Normalmente se utiliza la fusión o la artrodesis vertebral en los siguientes casos:

  • Existe inestabilidad, que puede estar provocada por varias causas, como escoliosis o espondilolistesis. En estos casos se observa un exceso de movilidad en la columna.
  • Dolor artrósico por articulaciones artrósicas hipertróficas
  • Deformidades: cuando existe una deformidad, como por ejemplo originada por una escoliosis
  • Estenosis vertebral
  • Fusión por vía anterior cervical: se utiliza para tratar enfermedades degeneraticas del disco. Se utilizan injertos óseos para fusionar el segmento tratado.
  • Fusión por vía posterior cervical:
  • Fusión por vía posterior lumbar

Técnicas quirúrgicas

  • Técnicas percutáneas: se tratan de inyecciones o técnicas como por ejemplo la denervación por radiofrecuencia que busca aliviar dolor lumbar y cervical
  • Terapia electrodérmica
  • Vertebroplastia: consiste principalmente en aumentar el espacio intraóseo de una vértebra mediante una inyección de cemento óseo para añadir estabilidad vertebral.

Técnicas de descompresión

  • Microdisectomía: se utiliza para retirar fragmentos herniados del disco intervertebral. Uno de los procedimientos que más se utilizan en la cirugía de columna es la microdisectomía con microdescompresión lumbar.
  • Micordescompresión: se utiliza para tratar la estenosis de canal

Preparación para la cirugía de columna

El paciente acostumbra a ingresar en el hospital o centro sanitario en el que se realizará la intervención un día antes de someterse a la misma. Las pruebas de anestesia, así como la exploración física y el preoperatorio ya estarán hechas en el momento de ingreso del paciente.

Éste no debe comer ni beber nada al menos doce horas antes de comenzar la cirugía. Al margen de aspectos básicos, la cirugía de columna no requiere de una preparación especial, aunque debe estar preparado para afrontar las semanas de recuperación, en la que posiblemente necesitará la ayuda de un familiar o acompañante para acostumbrarse poco a poco a realizar actividades.

La cirugía de columna repara anomalías de la columna vertebral
 

Cuidados tras la cirugía de columna

Normalmente, el paciente permanecerá ingresado bajo observación durante varios días, y una vez que regrese a casa deberá hacer frente a su recuperación.

Es importante mantener limpia la herida y seguir las instrucciones o recomendaciones facilitadas por el especialista. En el caso de que el paciente se haya sometido a una disectomía, es común que el paciente sienta dolor o debilidad, aunque su recuperación es rápida y los síntomas deberían mejorar notablemente de una o dos semanas después de la intervención.

En los casos de cirugía de fusión, la recuperación es más complicada, ya que al menos deberá permanecer en reposo y sin recuperarse a su actividad diaria durante al menos tres o cuatro meses, y la cicatrización ósea puede tardar más de un año en concluir.

En el caso de que el paciente haya sido sometido a una artrodesis vertebral, deberá estar en reposo y sin realizar actividades cotidianas unos dos meses.

Alternativas a la cirugía de columna

Hoy en día existen diversas opciones de intervenir la columna vertebral. En el caso quirúrgico, la principal alternativa a la cirugía convencional de la columna vertebral es la cirugía a partir de técnicas mínimamente invasivas.

Estas técnicas de mínima invasión quirúrgica permiten acceder a la columna vertebral a través de diminutas incisiones con las qué apenas se daña el tejido a tratar y aquel que le rodea. Las técnicas mínimamente invasivas de columna vertebral obtienen grandes resultados minimizando el nivel de agresión quirúrgica y ofreciendo al paciente un postoperatorio más corto y menos doloroso.

A su vez, existen otros métodos de carácter más conservador para tratar problemas en la columna. Algunos se basan en la combinación de medicamentos para reducir el dolor que se acompañan de terapias ocupacionales y ejercicios de fisioterapia con el fin de fortalecer la zona.

Otros tratamientos como la estimulación transcutánea, la denervación por radiofrecuencia o la neuroestimulación medular pueden aliviar los problemas y los dolores crónicos de columna vertebral.

Vídeos relacionados con Cirugía de columna


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.