Prótesis de disco

Especialidad de Neurocirugía

¿Qué es la prótesis de disco?

Una prótesis de disco o artoplastia de disco intervertebral consiste principalmente en la sustitución del disco intervertebral por un dispositivo que tiene la capacidad de mantener la movilidad entre dos vértebras.

La cirugía de prótesis de disco consiste principalmente en una intervención quirúrgica de reemplazo con una prótesis de segmento articular, es decir, el disco intervertebral.

¿Por qué se realiza la prótesis de disco?

Esta intervención se dirige principalmente a pacientes que tienen una degeneración inicial en el disco intervertebral, es decir, una discopatía degenerativa o una inestabilidad de disco, es decir, hipermovilidad.

La principal ventaja de esta intervención es que permite la movilidad de la columna en caos en los que existe una degeneración severa del disco.

Una vez realizada la intervención, el paciente volverá a recuperar una vida completamente normal e incluso pudiendo volver a practicar las actividades físicas y deportivas que hacía antes de que comenzasen las molestias.

¿En qué consiste la prótesis de disco?

Esta intervención requiere o implica la introducción de un disco artificial en el espacio en el que previamente se ha extraído un disco intervertebral dañado o afectado.

El disco insertado está diseñado para conservar la movilidad en el espacio del disco y a lo largo del sistema vertebral. Su diseño está dirigido para funcionar como una articulación natural, permitiendo la rotación, la extensión y la flexión, así como la alineación en curvatura y altura de un disco natural.

La intervención se lleva a cabo de forma mínimamente invasiva, con una incisión que no supera los cinco centímetros en la parte anterior o lateral del cuello. Una vez que el cirujano logra llegar a la columna, se abre el área a tratar, se extrae el disco y el material óseo que rodea la estructura neurálgica para concederle más espacio. Esta técnica se llama discectomía y descompresión.

Posteriormente, se inserta y se fija la prótesis discal en el espacio generado.

La prótesis discal se introduce en el espacio intervertebral creado tras la descompresión
 

Preparación para la prótesis de disco

Antes de comenzar el proceso y, como en todas las cirugías, el paciente será examinado y recibirá una valoración por parte del especialista.

Normalmente, el paciente ingresará en el centro el mismo día de la cirugía, a la que debe ir en ayunas. La intervención dura en torno a una hora, y tras la intervención el paciente será enviado a una sala de reanimación en la que permanecerá en observación.

Cuidados tras la intervención de prótesis de disco

Si la intervención se ha realizado correctamente y no hay ningún problema, por regla general el paciente permanecerá un par de días en el hospital bajo observación, y posteriormente se le retirarán los drenajes.

Al tercer día el paciente suele recibir el alta, y ya puede realizar sus actividades diarias con cierta moderación y en función de la exigencia física que requieran dichas actividades.

Entre diez y quince días después de la operación se retiran los puntos, y la rehabilitación continuará de forma ambulatoria.

La vida completamente normal se podrá hacer en torno a dos meses después de la cirugía.

Alternativas a la prótesis de disco

La principal alternativa a la prótesis de disco es la cirugía de fusión discal, una cirugía mediante la cual se fusionan las vértebras con tornillos y placas. Con la cirugía de fusión se logran buenos resultados, aunque las vértebras se quedan fijas.

Para más información, consultar con especialistas en cirugía.

Vídeos relacionados con Prótesis de disco


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.