Últimos avances en cirugía de columna

Escrito por: Dr. Antoni Molina Ros
Publicado: | Actualizado: 18/07/2018
Editado por: Noelia Pino García

La cirugía de columna resulta un proceso delicado dentro de la Traumatología, ya que supone operar una zona en contacto con tejido nervioso: los nervios y/o la médula espinal. Los avances en cirugía de columna permiten una mejor prevención de riesgos y complicaciones durante la operación, así como mejorar la precisión de la cirugía y minimizar el tiempo durante y después de la intervención.

Desarrollo en la cirugía de columna

El desarrollo en las medidas de prevención antes, durante y tras la cirugía supone un enorme avance en la seguridad de este tipo de intervenciones, así como los materiales actualmente utilizados, todos ellos cumplen las normas de la ISO para poder ser implantados en humanos.

Otro de los avances actuales reside en disminuir la agresividad de la cirugía mediante técnicas mínimamente invasivas (M.I.S.). Entre éstas se incluyen aquellas que se realizan con el soporte de un Microscopio Quirúrgico. 


El material es  el mismo, el cambio radica en que se ha modificado parcialmente el diseño del implante adaptado a la técnica de colocación para producir una menor agresión en los tejidos. Es evidente y está demostrado que si la agresión que se realiza en los tejidos antes de acceder a la columna es mínima, el postoperatorio es mucho mejor y la recuperación es más rápida. Se trata de una técnica que exige un mayor conocimiento quirúrgico y con una “curva de aprendizaje” adecuada para poder realizarse. Se adapta a cualquier nivel de la columna.

Sin embargo un avance sin precedentes es la introducción de la robótica y los navegadores en la cirugía. 

 


Los robots quirúrgicos  y navegadores quirúrgicos

La robótica no es más que una parte de la cibernética. la realidad virtual y la cibernética son la base para el desarrollo de este  procedimiento quirúrgico. Este es el origen de la cirugía robótica o cirugía asistida por computadores.

Los robots quirúrgicos pueden ser de dos tipos:
•    Robot autónomo: tiene un programa diseñado para realizar una técnica quirúrgica determinada. 
•    Robot “Esclavo”: no tienen capacidad de movimiento autónomo y depende del cirujano. En este caso, el cirujano determina de forma instantánea las maniobras que el robot ejecuta en el paciente desde el “centro de control”. Los instrumentos se cambian en cada momento para realizar las diferentes fases de la intervención.
Es más frecuente en determinados procedimientos neuroquirúrgicos.

Sin embargo, los más utilizados y primeros en aparecer en traumatología son los “Navegadores Quirúrgicos” (C.A.O.S.). Introducida en 1995, esta técnica facilita una mayor precisión en la colocación de los implantes a nivel de las vértebras.


El proceso de cirugía con “navegadores quirúrgicos” transcurre de la siguiente forma:
1.    Se realiza un TAC del paciente con unas características definidas según “Protocolo Preoperatorio de Navegación Raquídea” y se transfieren las imágenes hacia el ordenador. 
2.    El ordenador genera las imágenes de reconstrucción de la anatomía de la columna del paciente procedentes del T.A.C. Con la imagen obtenida en la pantalla del ordenador y este en conexión con los instrumentos quirúrgicos, mediante el software adecuado, se realiza la planificación y posteriormente el procedimiento quirúrgico en “realidad virtual”. 

Actualmente este procedimiento se puede realizar mediante la utilización de imágenes obtenidas con otros medios y en tiempo real. 

Cuando se comparan los resultados técnicos de un procedimiento que se realiza con navegador y con la técnica convencional demuestran que los errores en la colocación de los implantes son muy inferiores a favor de la técnica con navegador. Esta situación es evidente cuando en la columna existe una deformidad (escoliosis). 
La utilización de este sistema, en el caso de disponer del mismo, ayuda durante la cirugía, pero cuando el procedimiento se lleva a cabo por un cirujano con experiencia no es imprescindible para que el implante se coloque en el lugar y en la forma adecuada. 

 

Dr. Antoni Molina Ros

Por Dr. Antoni Molina Ros
Traumatología

Reputado especialista en Traumatología, el Dr. Molina Ros es miembro de la Unidad de Cirugía de la columna del Servicio de Cirugía y Traumatología LENOX Corachan. Doctorado en Cirugía por la Universidad Autónoma de Barcelona. Profesor de la Universidad Pompeu Fabra y de la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha colaborado en más de 60 publicaciones, tanto a nivel nacional como internacional. Es miembro de diversas sociedades médicas.


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.