Alergia

¿Qué es la alergia?

La alergia es una respuesta del sistema inmune a la exposición de sustancias inofensivas para la mayoría de personas, tales como:

  • El polen
  • Algunos alimentos (frutos secos, leche, huevo, pescado, trigo, etc.)
  • Algunos medicamentos (anticonvulsivos, insulina, penicilina, antibióticos, sulfamidas, etc.)
  • Los ácaros
  • Etc.

La alergia puede afectar a diferentes tejidos, sin embargo, las áreas afectadas con mayor frecuencia son la nariz, los ojos, las vías respiratorias y la piel.

Síntomas de alergia

Dado que la alergia afecta a diferentes áreas del cuerpo, los síntomas pueden ser más o menos intensos y diferir según el desencadenante. A pesar de esto, hay algunos síntomas más comunes que otros, como:

  • Nariz cerrada
  • Estornudos
  • Ojos hinchados y llorosos
  • Picazón en la nariz, boca, garganta y labios
  • Picazón de la piel
  • Erupciones y enrojecimiento
  • Tos
  • Falta de aliento
  • Asma
  • Diarrea
  • Náuseas y vómitos

Diagnóstico de alergia

La alergia solo puede ser diagnosticada mediante pruebas específicas, que incluyen:

  • Prueba de pinchazo: se aplica una solución de los alérgenos en la piel, a través de una aguja para promover su penetración. Si después de 20 minutos hay hinchazón, enrojecimiento o calor en el área de aplicación significa que el paciente es sensible a la sustancia inyectada.
  • Prueba de parche: se aplican parches impregnados con extractos alergénicos en el antebrazo o el abdomen. La reacción será más lenta que la de la prueba de punción.
  • Prueba rápida: es un análisis de sangre en el que se buscan anticuerpos específicos que el paciente debe tener si es alérgico a cierta sustancia.

¿Cuáles son las causas de la alergia?

La alergia es causada por una predisposición genética que hace que los glóbulos blancos perciban como dañinas algunas sustancias que en realidad son inofensivas, produciendo así muchos anticuerpos que a su vez liberan las sustancias que causan la reacción alérgica.

¿Se puede prevenir?

Es muy difícil determinar si las alergias generalmente se pueden prevenir o no, porque esto depende de muchos factores, como la salud del paciente y el factor desencadenante. Por ejemplo, las alergias al polen son muy difíciles de prevenir, mientras que las alergias alimentarias se pueden evitar acostumbrando a los niños a no comer ciertos alimentos que causan las reacciones alérgicas más comunes.

Tratamientos para combatir la alergia

Dependiendo del tipo de alergia, se pueden elegir diferentes tratamientos. El ejemplo más común son los antihistamínicos, utilizados para alergias al polen o a las plantas particulares. Asimismo, también existen tratamientos con vacunas para intentar frenar algunos tipos de alergia.

¿Con qué especialista contactar?

El especialista al que recurrir para el diagnóstico y tratamiento de alergias es el alergólogo.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..