Suicidio

¿Qué son los pensamientos suicidas?

Los pensamientos suicidas es donde una persona piensa seriamente en quitarse la vida. Puede variar desde pensamientos fugaces hasta planificación detallada, juegos de rol (representar el suicidio sin realmente hacerlo) e incluso intentos fallidos.

Muchas personas experimentan pensamientos suicidas en algún momento de su vida, pero la mayoría nunca considera seriamente en suicidarse. Sin embargo, los pensamientos suicidas frecuentes o intensos son un factor de riesgo para el suicidio. Es importante recordar que siempre existen ayudas disponible para las personas que contemplan el suicidio.

Pronóstico de la enfermedad

Es muy importante poder detectarlo a tiempo, ya que la persona tiene intenciones de quitarse la vida, por el motivo que sea. Si no se trata, las consecuencias pueden llegar a la muerte; pero si se trata con la ayuda de profesionales como los psicólogos o los psicoterapeutas, el paciente puede sanar y recuperarse plenamente.

El pronóstico dependerá de cada paciente y sus circunstancias. Pero hay que destacar que siempre se puede mejorar y salir de los pensamientos suicidas.

Síntomas del suicidio

Existen diferentes síntomas que advierten sobre los pensamientos suicidas; es importante detectarlos con tiempo y tratarlos antes de que sea tarde:

  • Hablar sobre preferir suicidarse
  • Planear un suicidio
  • Aislarse de la sociedad
  • Pasar de la euforia a la desazón en horas o días
  • Sentirse atrapado
  • Consumir muchas drogas
  • Despedirse de sus seres queridos
  • No tener esperanzas
  • Causas de la enfermedad
  • No sentir el más mínimo aprecio por la vida
  • Cambiar la rutina (alimentación y sueño)
  • Ansiedad
  • Depresión

Causas de los pensamientos suicidas

Las personas pueden experimentar pensamientos suicidas por varias razones. Puede ocurrir debido a una angustia emocional intensa, tal vez causada por un evento traumático o emocionalmente devastador, como la muerte de un ser querido, el final de una relación importante, abuso, enfermedad crónica o una experiencia traumática como estar en una guerra.


La autoestima del individuo puede ser tan baja que sienta que su vida no tiene valor. Otros, pueden sentir que el dolor emocional que están experimentando es demasiado para soportar y que morir sería más fácil. Algunos se culpan de alguna manera y pueden pensar que no quieren vivir.


La ideación suicida se asocia con trastornos del estado de ánimo como la depresión y otros trastornos de salud mental. Los pacientes con trastorno límite de la personalidad tienden a experimentar pensamientos y sentimientos suicidas y pueden exhibir un comportamiento autodestructivo e incluso suicida.

Tratamientos para el suicidio

Si experimenta muchos pensamientos suicidas, es importante buscar ayuda. A menudo, el primer paso es hablar sobre cómo te sientes. Esto puede ser para un amigo cercano o un familiar, o para alguien de su confianza, como un maestro. También hay organizaciones que existen para ayudar a las personas en esta situación.

Pero se recomienda urgentemente acudir a un especialista, ya sea un psicólogo o un psiquiatra. Actualmente, se trata mediante terapias presenciales y se combina con medicación con antidepresivos o ansiolíticos, para facilitar el trabajo y el bienestar del paciente.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..