Psicosis

Especialidad de Psiquiatría

¿Qué es la psicosis?

La psicosis es un trastorno mental grave que altera profundamente la capacidad mental de un individuo y le hace perder contacto con la realidad. Puede ocurrir a cualquier edad, aunque es bastante raro en niños y adolescentes menores de 15 años. La psicosis trae consigo complicaciones graves, que incluyen autolesión y suicidio, abuso de alcohol y drogas.

¿Cuáles son los síntomas de la psicosis?

El sujeto con psicosis experimenta ilusiones (está convencido de cosas falsas) y alucinaciones, que pueden afectar a los cinco sentidos. El psicótico puede mostrar un estado de confusión, hablar rápidamente y cambiar de tema de repente. A menudo ocurre que pierde el hilo de sus pensamientos y se detiene sin completar su discurso o acción. Además, el sujeto es incapaz de darse cuenta de sus propios trastornos y actitudes anormales. Otros síntomas incluyen dificultad en la concentración, ansiedad y agitación, aislamiento social, trastornos del sueño y mal humor.

¿Cuáles son las causas de la psicosis?

Las causas de la psicosis son múltiples. El trastorno psicótico, de hecho, puede derivarse de:

  • Una enfermedad psiquiátrica, como trastorno bipolar, esquizofrenia o depresión grave.
  • Una enfermedad física, por ejemplo enfermedades neurodegenerativas (Alzheimer, Parkinson, demencia con cuerpos de Lewy, etc.), tumores cerebrales, esclerosis múltiple, epilepsia, apoplejía, trastornos del desarrollo neurológico, anomalías cromosómicas, trastornos endocrinos (hipotiroidismo e hipertiroidismo, insuficiencia suprarrenal , síndrome de Cushing, etc.), enfermedades infecciosas (SIDA, enfermedad de Lyme, malaria, sífilis, etc.), trastornos del sueño, enfermedades autoinmunes (lupus, encefalopatía de Hashimoto, etc.), deficiencias nutricionales, defectos metabólicos innatos y enfermedades metabólicas adquiridas (hipocalcemia e hipercalcemia, hipoanatremia e hipernatremia, etc.).
  • Abuso de sustancias psicoactivas, como alcohol, marihuana, cocaína, LSD, anfetaminas, etc.
  • Una lesión en la cabeza durante la infancia.

Otras formas de psicosis, en cambio, pueden desencadenarse por varias razones, tales como la psicosis menstrual, psicosis posparto, la psicosis ocupacional, la psicosis compartida (cuando se tiene una estrecha relación con un individuo psicótico), etc. La heredabilidad también influye significativamente en el desarrollo de una psicosis.

¿Se puede prevenir?

Aunque es casi imposible prevenir la psicosis, las personas en riesgo pueden someterse a terapias cognitivo-conductuales para evitar el desarrollo de la enfermedad. En presencia de síntomas y actitudes sospechosas, es posible someterse a exámenes adicionales.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento consiste en la administración de fármacos antipsicóticos, en la terapia causal (tratamiento de las causas que generan la psicosis) y en la psicoterapia. Las técnicas más practicadas son la terapia cognitivo-conductual, que ayuda al psicótico a reconocer y dominar los comportamientos problemáticos) y la terapia familiar. El paciente puede encontrar una ayuda válida también en los grupos de apoyo, en los que participan personas con trastornos similares.

Vídeos relacionados con Psicosis


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.