Lipofilling

Especialidad de Medicina estética

¿Qué es el lipofilling?

El lipofilling, también conocido como cirugía de lipoestructuración, es un procedimiento estético-quirúrgico para la remodelación corporal. El propósito de este tratamiento es dar o aumentar el volumen de zonas vaciadas o ligeramente sobresalientes, a través de la succión de una cantidad de grasa de un área en la que está naturalmente presente en mayores cantidades, y el trasplante de las mismas en el área a corregir.

¿Por qué se realiza?

El objetivo principal del lipofilling es la mejora del aspecto estético y el rejuvenecimiento del cuerpo. Generalmente, esto se hace para definir los pómulos, mejillas y barbilla, rediseñar del rostro, reducir arrugas, llenar pantorrillas y glúteos, afirmar labios delgados y remodelar los senos caídos o pequeños. Este tratamiento, además de tener fines estéticos, es óptimo también para reparar rápidamente tejidos lesionados o curar heridas, tales como la corrección de defectos postraumáticos y quirúrgicos o llenado de cicatrices.

lipofilling

¿En qué consiste?

La técnica del lipofilling consiste en la aspiración del tejido adiposo, comúnmente conocido como grasa, de las zonas corporales donde está presente en mayores cantidades como el abdomen, las caderas y los muslos, por medio de cánulas conectadas a jeringas e introducidas después de unos pocos minutos en la zona a tratar.

La grasa extraída se inyecta en el área deseada como una sustancia de relleno común, con la particularidad, sin embargo, de ser una sustancia natural producida por el propio cuerpo.

¿Cómo prepararse para el tratamiento?

Antes de la cirugía, una visita preoperatoria es esencial tanto para el paciente como para el cirujano. Durante esta visita, el cirujano plástico evalúa el estilo de vida y posibles patologías del paciente, identifica las áreas problemáticas y aquellas de las que se va a extraer la grasa para la infiltración, todo de acuerdo con el paciente. La planificación de la operación concluye con una planificación preoperatoria de las zonas afectadas, fotos de estas para la comparación posterior a la intervención y las instrucciones específicas sobre la dieta y los hábitos a seguir antes y después del tratamiento. Las recomendaciones más comunes en el estilo de vida a seguir son abstenerse de fumar durante las cuatro semanas anteriores y las ocho posteriores a la intervención y la prohibición de tomar antiinflamatorios o ácido acetilsalicílico, los cuales alteran la microcirculación y aumentan el riesgo de infección.

¿Qué debe hacerse después?

En el periodo inmediatamente posterior al tratamiento, se aplica una faja de compresión durante tres semanas para evitar la hinchazón y los hematomas. El paciente sentirá entumecimiento y dolor en el área tratada, que pueden aliviarse con analgésicos comunes. El resultado es visible después de las primeras tres semanas y se volverá óptimo después de aproximadamente seis meses desde la intervención. El paciente puede volver a realizar sus actividades diarias normales de dos a cuatro semanas después de la operación, aunque depende de cuál sea la parte tratada.

Vídeos relacionados con Lipofilling


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.