Aumento mamario con lipotransferencia

 

¿Qué es el aumento mamario con lipotransferencia?

El aumento mamario con lipotransferencia es un procedimiento quirúrgico que permite aumentar el volumen de los senos usando como relleno material graso extraído de diferentes zonas del cuerpo de la misma paciente, generalmente del abdomen o de las caderas. Una de las mayores preocupaciones es "¿cuál será el aspecto final de mi pecho?". Utilizando grasa el resultado es mucho más natural. La grasa se asienta en el lugar indicado evitando las formas antinaturales.

¿Por qué se realiza?

La utilización de injertos de grasa propios es la técnica más segura y compatible para remodelar y dar un volumen de aspecto natural a los senos. Por eso, es la mejor alternativa a las prótesis mamarias. Cada vez crece más el número de mujeres que se deciden a realizarse una operación de este tipo para mejorar su autoestima y sentirse finalmente satisfechas consigo mismas, entre ellas las pacientes de cáncer de mama. 

¿En qué consiste?

La cirugía consiste en la extracción de grasa de la zona escogida a través de una lipoaspiración o liposucción mediante agua a presión. Una vez extraída la grasa, se somete a un lavado con suero para depurarla. A continuación, para asegurar un resultado duradero y evitar que la grasa se reabsorba, la infiltración o injerto del tejido graso se realiza a través de pequeñas incisiones mediante micro cánulas bajo la piel. Es decir, insertándolo de forma intramuscular.

Preparación para el aumento mamario con lipotransferencia

La paciente deberá realizarse un examen preoperatorio antes de la intervención quirúrgica.

Cuidados tras la intervención

El aumento de mamas con lipotransferencia evita las cicatrices visibles, ya que la grasa se extrae e introduce a través de cánulas de pequeño tamaño. La cicatriz que queda tras una mamoplastia utilizando prótesis suele ser de unos 4 centímetros y puede estar en tres zonas diferentes: periareolar (alrededor de la aureola, pezón), axilar o submamario (en la parte baja del pecho, oculto en el pliegue mamario). 

Los especialistas aconsejan a las pacientes que, además de guardar reposo de miembros superiores y tomar la medicación prescrita, duerman boca arriba durante el primer mes. El único inconveniente con el aumento mamario con grasa propia es que necesitamos coger la grasa de una zona del cuerpo y ponerla en otra, por lo que en el postoperatorio tendremos que recuperarnos de dos zonas.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..