Mastectomía transgénero

¿Qué es la mastectomía transgénero?

La mastectomía transgénero es un procedimiento quirúrgico, realizado mediante anestesia general, en el que se extirpa el tejido mamario en pacientes transgénero. Esta intervención está indicada para pacientes transgénero que quieren tratarse para poner fin a la angustia que les produce la disforia de género. Sirve fundamentalmente para que estos pacientes puedan realizar la transición física a su género autoafirmado.

¿Por qué se lleva a cabo?

Los pacientes transgénero requieren de una cirugía de pecho para poder sentirse bien con su identidad. No obstante, en muchas ocasiones escogen no someterse a una intervención quirúrgica. Estas personas pueden llegar a relacionarse con su cuerpo de distintos modos y deben tomar individualmente la decisión que más se ajuste a sus necesidades.

Algunos casos en los que el propio médico recomendará no llevar a cabo dicha intervención son:

  • Afecciones de salud mental.
  • Afecciones de salud, tales como cardiopatías, trombosis, enfermedades renales, etc.
  • Afecciones que limiten la capacidad.

¿En qué consiste?

El cirujano comenzó practicando una incisión en la parte posterior del seno. A continuación, se insertará un tubo de drenaje para evitar la acumulación de líquido en el espaciador mamario durante la primera etapa de la intervención. La incisión se cerrará con costuras de sutura, cicatrizando en el pecho y debajo de la axila. 

Si el paciente tiene las mamas pequeñas es posible preservar el pezón y la areola, mientras que si son voluminosas es probable que haya que quitarlas para redimensionarlo y ubicarlo de nuevo en su posición.

¿Qué riesgos conlleva?

Como cualquier cirugía mayor, la mastectomía transgénero supone algún riesgo para el paciente en forma de:

  • Riesgo de sangrado.
  • Infección.
  • Reacción adversa a la anestesia.
  • Cicatrización incorrecta de las heridas.
  • Hematomas.
  • Cicatrices.
  • Asimetrías.
  • Etc.

¿En qué consiste la preparación para la mastectomía transgénero?

Antes de someterse a la mastectomía transgénero, el paciente debe reunirse con el cirujano para explicarle cuáles son sus expectativas. Él, a su vez, le dará ciertas indicaciones de la alimentación, además de unas pautas que necesitará para la anestesia.

Asimismo, antes de ser candidato de esta cirugía, el paciente debe pasar una evaluación de los siguientes puntos:

  • Una revisión de las historias clínicas familiares y personales.
  • Una exploración física, incluida la evaluación de los órganos genitales internos.
  • Un análisis de laboratorio para medir los lípidos, el azúcar en sangre, las enzimas hepáticas, los electrolitos y la hormona prolactina, así como un hemograma completo.
  • Una revisión de las vacunas.
  • Un análisis para la detección adecuado para la edad y el sexo.
  • Identificación y abordaje del problema de tabaquismo, el abuso de drogas, el consumo excesivo de alcohol, el VIH u otras infecciones de transmisión sexual.
  • Una conversación sobre la congelación de esperma (criopreservación de semen).
  • Una evaluación mental para asegurarse que el paciente es plenamente consciente de la intervención a la que va a someterse.

¿Qué cuidados se requieren tras la intervención?

Después de la cirugía, el pecho permanecerá en una envoltura de compresión durante varias semanas. Es probable que se coloquen pequeños tubos de plástico en el lugar donde se extirparon las mamas, para drenar cualquier líquido que se acumule después de la cirugía. Es importante dormir con el torso elevado durante la primera semana y evitar levantar peso durante varias semanas después de la cirugía.

Independientemente de la técnica quirúrgica utilizada puede quedar parte del tejido mamario, por lo que periódicamente el paciente deberá asistir a realizarse pruebas de detección de cáncer de mama por precaución.

¿Qué esperar de los resultados?

La mastectomía transgénero puede desempeñar un papel importante en el alivio de la disforia de género en hombres transgéneros y en la mejora de su calidad de vida.

Las investigaciones indican que la mayoría de los hombres transgéneros están satisfechos con sus resultados quirúrgicos. Por este motivo, es sumamente importante hablar con franqueza al cirujano para asegurarse de que sepa cuáles son sus expectativas y pueda escoger el tratamiento más adecuado en cada caso.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..