Liposucción

Especialidad de Medicina estética

¿Qué es una liposucción?

Una liposucción consiste en una técnica quirúrgica mediante la que se pueden eliminar las células grasas de la piel. Funciona con una cánula, es decir, un tubo de acero y una máquina de vacío de alta potencia, que extrae y absorbe la grasa a través del tubo, eliminándola de esta forma del cuerpo y sin causar daño.

Se trata de una intervención que se realiza bajo los efectos de anestesia local, epidural o general en función de cada caso, y su duración oscila entre una y tres horas. Es necesario abrir una vía intravenosa para reponer líquidos durante la operación, ya que se pierde bastante cantidad del mismo.

¿Por qué se realiza una liposucción?

Gracias a los efectos de una liposucción se puede extraer grasa acumulada en distintas zonas del cuerpo tales como el abdomen, las caderas, los muslos, las nalgas, los brazos, la papada…  Sirve para moldear el cuerpo mediante la eliminación de grasa, e incluso se puede llegar a reinyectar parte de la grasa extraída en zonas del cuerpo donde puede ser necesaria.

No obstante, cabe destacar que una liposucción es una intervención que sirve para modelar la silueta o la figura de una persona, pero nunca es un tratamiento dedicado a la pérdida de peso, sino que está dirigido a personas con un peso normal relativo a su constitución.

La liposucción consiste en la succión de la grasa del cuerpo
 

¿En qué consiste una liposucción?

La intervención permite eliminar acumulaciones de grasa localizada en nuestro cuerpo. Para ello, se realizarán dos pequeñas incisiones en la piel del área afectada y posteriormente se procederá a su aspiración previa introducción de finas cánulas en los depósitos grasos para aspirar.  Con la succión de la grasa sobrante se consigue moldear la silueta, mejorando así la figura.

La liposucción es una técnica bastante efectiva y popular por el hecho de que es un tratamiento con resultados definitivos, ya que estas células dejan de regenerarse a partir de los 16 años.

Los resultados serán visibles a partir de uno o dos meses.

Preparación para la liposucción

Como en todo procedimiento  quirúrgico, es necesario la realización de un examen médico previo para detectar cualquier posible anomalía. Así, el especialista informará al paciente de cuáles son las zonas a tratar, y se dejarán claras las expectativas.

En el caso de que el paciente sea fumador, deberá evitar el tabaco durante al menos dos semanas tanto antes como después de la operación, ya que el tabaco provoca una mala cicatrización en estos casos. A su vez, si el paciente toma algún tipo de medicación, deberá informar al cirujano antes de la operación.

Cuidados necesarios tras una liposucción

El postoperatorio de la liposucción es bastante sencillo. En primer lugar, será necesario que el paciente lleve una faja de presoterapia durante al menos un mes.

A su vez, es posible que surjan hematomas, aunque estos desaparecerán en torno a diez o quince días después de la operación. El paciente podrá incorporarse a su vida cotidiana entre cuatro y siete días después de la intervención, aunque se recomienda que no haga esfuerzos durante las dos primeras semanas.

Vídeos relacionados con Liposucción


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.