Ultherapy

¿Qué es Ultherapy? 

El tratamiento Ultherapy es el único procedimiento de lifting no invasivo aprobado por la FDA. Es un tratamiento no quirúrgico que utiliza ultrasonidos focalizados para estimular la formación de nuevo colágeno en las capas más profundas de la piel, proporcionándole un aspecto más natural, sin afectar a la superficie.

De esta manera, este sistema permite elevar la piel del rostro y del cuello, así como mejorar las arrugas del escote, permitiendo lucir un aspecto más natural y fresco.

¿Por qué se realiza?

Este tratamiento se realiza en aquellos pacientes que padecen flacidez leve o moderada y está especialmente indicado para reducir bolsas, elevar cejas, levantar la piel de debajo el mentón y eliminar las arrugas del cuello y escote. Es una opción muy útil para las personas que quieren prevenir el envejecimiento facial sin obtener resultados agresivos para la piel.

En este sentido, el tratamiento Ultherapy se realiza, porque permite corregir los primeros signos de la edad sin ocasionar cambios de aspecto muy bruscos. Entre los beneficios de Ultherapy se incluyen los siguientes:

  • Permite conseguir resultados naturales
  • No es necesaria la intervención quirúrgica
  • Se realiza en una única sesión que dura entre 60 y 90 minutos
  • Permite la formación de colágeno
  • No requiere periodo de recuperación

¿En qué consiste?

Este tratamiento se realiza en la consulta y, aunque puede provocar algunas molestias, no requiere anestesia. Ultherapy utiliza el ultrasonido focalizado para actuar en las capas más profundas de la piel, igual que en una cirugía, pero sin generar daños en la superficie.

Además, esta técnica dispone de un sistema de visualización que permite al médico especialista controlar la profundidad, asegurando que ésta es la adecuada.

Preparación para Ultherapy

Antes de someterse a un tratamiento Ultherapy, es necesario realizar una serie de pruebas:

  • Examen personalizado del paciente
  • Fotografías de la zona a tratar para valorar el estado del paciente antes y después del tratamiento

Cuidados tras la intervención

Después del tratamiento, la piel del paciente puede presentar rojeces, pero desaparecen en pocas horas. También puede aparecer una inflamación o sensación de hormigueo durante los días siguientes. En cualquier caso, se trata de síntomas temporales.

Al tratarse de un tratamiento mínimamente invasivo, no requiere cuidados especiales y el paciente se puede incorporar a su actividad diaria inmediatamente.

Los resultados definitivos del tratamiento se pueden apreciar a partir del segundo o tercer mes después del tratamiento. Y los beneficios pueden durar un año o más, en función de cada caso. A partir de entonces, el paciente puede repetir la sesión con Ultherapy para mantener los resultados.

Alternativas a este tratamiento

Una alternativa a este tratamiento es el lifting quirúrgico.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..